Los litigios, la cárcel y el deterioro de salud marcan los últimos meses del empresario jerezano. José María Ruiz-Mateos, fundador de Nueva Rumasa, ha fallecido en la mañána de este lunes a los 84 años de edad en un hospital del Puerto de Santa María (Cádiz), en el que estaba ingresado desde mediados de agosto por una fractura de cadera sufrida en el Puerto de Santa María. La operación se complicó después una neumonía. El empresario será enterrado mañana en Rota (Cádiz), su localidad natal, donde nació en 1931. El deterioro de salud y los casos judiciales ha acompañado a Ruiz Mateos los últimos meses. En junio, ingresó en la prisión de Soto del Real y después fue puesto en libertad por el empeoramiento de su estado y los síntomas de Parkinson. Andrés Velázquez [email protected]