Los diputados, heridos en su honor, le han espetado "payaso", "caradura" y "sinvergüenza". El líder de Podemos, el comunista Pablo Iglesias, ha incendiado el Congreso en su discurso hoy jueves en la sesión de investidura de Mariano Rajoy al decir: "Dicen que han movilizado a 500 policías. Hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que ahí fuera, señorías". Y cuando la presidenta del Congreso, Ana Pastor, le ha recordado su deber de respetar el honor de la cámara, ha respondido que no se debe al honor del Congreso, sino al honor de "mi patria y los ciudadanos". Los diputados, heridos en su honor, le han espetado "payaso", "caradura" y "sinvergüenza". Es el efecto Iglesias: llevar la guerra civil al Congreso. Andrés Velázquez [email protected]