Y un 58% de los encuestados se declara contrario a modificar la Constitución, según la encuesta de la empresa Mercados y Muestras SRL para el diario Página Siete. Bolivia está disgustada con Evo Morales, en el poder desde 2006, y él lo sabe. Pero los datos son los datos, y un sondeo realizado por el diario La Paz revela que el 56% de la población se opone a otra legislatura. Pero parece no importarle demasiado puesto que tomará una decisión a finales de año ante la propuesta de varios sindicatos oficialistas que impulsen una tercera reelección presidencial, prohibida por la Constitución, y que de producirse se extendería hasta 2019. En el caso de que se produjera una eventual reforma constitucional, dado el cariz de la situación, debería ser sometida a referendo nacional y entonces el asunto podría tomar otro rumbo. En cualquier caso, es ya un paso que un pueblo se decante ostensiblemente hacia un lado de la balanza. La encuesta entrevistó a 800 personas de varias ciudades y el área rural, y el margen de error del estudio es de más/menos 3,4 puntos porcentuales. Mariano Tomás [email protected]