• A costa de abrir 02 a otros posibles postores como Sky o Liberty.
  • Hemos pasado de 11.800 millones de euros a 13.500 millones.
  • Ahora llega el momento de hacer las cuentas y ver si sale del Reino Unido con minusvalías.
  • En 2005, Telefónica pagó hasta 26.094 millones de euros.
  • Con ese dinero, Telefónica podrá financiar E-Plus, GVT… y, además, reducir el apalancamiento... y la bolsa lo aplaude con un repunte cercano al 3%.

Las primeras informaciones sobre la venta de O2 a Hutchison Whampoa hablaban de 11.800 millones de euros. Al final, sin embargo, la compañía que preside César Alierta (en la imagen) ha conseguido que los chinos paguen más.

Concretamente, hasta 13.500 millones de euros, en dos pagos: 12.200 millones al cierre de la transacción más otros 1.300 millones una vez que la compañía conjunta en el Reino Unido alcance una cifra acordada de 'cash flow' acumulado. En otras palabras, cuando haya integrado O2, cosa que ocurrirá durante este año.

En un primer momento, la venta de la filial británica se antojaba algo complicada. Tras la negativa de British Telecom, que prefirió negociar con Everything Everywhere (50% Deutsche Telekom y 50% France Telecom) para consolidar su oferta convergente en el Reino Unido –en Europa no gustamos los 'dogos'- las opciones de Telefónica para colocar O2 se vieron reducidas enormemente.

La opción más lógica, en todo caso, era Hutchison Whampoa. Y eso, precisamente, podía dificultar las negociaciones para lograr un buen precio. La estrategia de Telefónica no se hizo esperar, y la teleco española comenzó inmediatamente las negociaciones con otras compañías como Sky o Liberty. Resultado: de los 11.800 millones de euros iniciales, hemos pasado a 13.500 millones, según ha informado este viernes la compañía a la CNMV.

Ahora llega el momento de hacer las cuentas. En 2005, Telefónica pagó hasta 26.094 millones de euros para hacerse con O2, en lo que fue la mayor operación de una empresa española en el extranjero. Ahora la vender por 13.500 millones, pero a este precio hay que sumarle los 9.000 millones de capitalización de la filial alemana, los 850 millones ingresados por la venta de O2 Irlanda –vendida en junio de 2013 a Hutchison Whampoa-, los dividendos de estos años, el negocio generado…

En cualquier caso, los 13.500 millones de euros que va a ingresar la teleco española servirán para financiar las compras de E-Plus en Alemania y de GVT en Brasil, los dos mercados estratégicos de la teleco, además de España. Al mismo tiempo, permitirá reducir el apalancamiento del grupo, hecho que la bolsa aplaude con un repunte, a primera hora de este viernes, del 2,78%. Los títulos de Telefónica se intercambian a 13,115 euros.  Precisamente, reducir la deuda es uno de los objetivos prioritarios de la multinacional, desde que en 2012 alcanzara la cifra de 58.380 millones de euros. En junio de 2014, Telefónica había logrado reducirla hasta los 43.700 millones.

Pablo Ferrer

[email protected]