• El arzobispo siro-católico Hindo, Jacquez Behnan, critica con dureza el ataque estadounidense a la base siria de Assad.
  • Es decir, los católicos de la zona contradicen a los gobernantes del Occidente cristiano.
  • Con este ataque, asegura el prelado, Trump se ganó, internamente, los aplausos de poderosos adversarios políticos que le acosan y amenazan; y externamente se congració con regímenes islámicos proterroristas como los de Turquía, Arabia Saudita y los Países del Golfo", señala.
  • Según el prelado, el ataque norteamericano "ya estaba preparado, por eso fueron rotundamente descartadas todas las peticiones internacionales de averiguar quiénes realmente fueron los responsables del uso de armas químicas en la provincia de Idlib".
  • En cuanto a las supuestas pruebas "irrefutables" de la CIA sobre la responsabilidad del ejército Sirio, el arzobispo recuerda las también pruebas "irrefutables" que en su momento el general Colin Powell mostró a Naciones Unidas para justificar la guerra de Irak.
  • Y cree que Rusia y EEUU llegarán a un arreglo sobre Siria.
El arzobispo sirio Jacques Behnan Hindo (en la imagen), cabeza de la Archieparquía siro-católica de Hassaké-Nísibis, ha condenado el ataque militar contra Siria autorizado por el Presidente Donald Trump el pasado jueves, 6 de abril, recoge Fides. "Debemos entender que el Presidente Trump piensa como un hombre de negocios y se comporta como tal. Con este ataque contra la base siria ganó internamente aplausos de poderosos adversarios políticos que lo acosan y amenazan; externamente se congració con regímenes islámicos proterroristas como los de Turquía, Arabia Saudita y los Países del Golfo", ha dicho Jacques Behnan Hindo. Según el prelado sirio católico residente en la provincia siria de Hassaké, el ataque norteamericano "ya estaba preparado, por eso fueron rotundamente descartadas todas las peticiones internacionales de averiguar quiénes realmente fueron los responsables del uso de armas químicas en la provincia de Idlib". En cuanto a las supuestas pruebas "irrefutables" que la CIA ha dicho tener sobre la responsabilidad del ejército Sirio, el arzobispo recuerda las también pruebas "irrefutables" que en su momento el general Colin Powell mostró a Naciones Unidas para justificar la terrible invasión y ocupación norteamericana de Irak que tanta muerte y destrucción ha causado. "Hasta ahora, no conocemos de prueba alguna contra el gobierno sirio, solo existen acusaciones fabricadas por los mismos terroristas en posesión de las armas químicas". Así y todo, el arzobispo sirio cree que la agresión autorizada por Trump no terminará en un enfrentamiento directo entre las potencias globales en territorio sirio. "Los rusos", señala el arzobispo siro católico, "han querido que el mundo sepa que de los 59 misiles costosísimos lanzados por EE.UU., ni la mitad dañó algún objetivo. Se me ocurre pensar que los demás misiles fueron interceptados y destruidos por anti-misiles rusos. De cualquier modo, desde hace años las potencias hacen la guerra por el poder en Siria, pero no creo que eso resulte en una confrontación directa entre EE.UU. y Rusia. Creo que llegarán a un arreglo, porque no creo que EE.UU quiera en Siria un Estado Islámico extremista como el que buscan imponer los terroristas enemigos del Presidente Assad". "Prefieren estabilizar la situación, y luego, en un plazo medio-largo, pensar en el post-Assad". En resumen, los católicos de la zona contradicen a los gobernantes del Occidente cristiano. Y lo que es más importante: se demuestra, una vez  más, vez que, a pesar de la campaña contra Bashar Al Asad, al que se presenta como un genocida, resulta que los católicos sitios están con él porque respeta su libertad religiosa. José Ángel Gutiérrez [email protected]