• Lila Rose, presidenta de Live Action, lo describe como un "inteligente defensor de la Constitución, incluyendo la libertad religiosa y el derecho a la vida".
  • Students For Life (Estudiantes por la Vida) asegura que "la generación provida estará a tu lado" para "abolir el aborto de una vez por todas".
  • El juez nominado por Donald Trump para el Supremo cubrirá el puesto dejado por el fallecido Antonin Scalia.
  • El designación oficial depende del visto bueno del Senado, tanto en el Comité Judicial como en el Pleno.
Diversos líderes provida de Estados Unidos han saludado la nominación del juez Neil Gorsuch para la Corte Suprema de Justicia anunciada por el presidente Donald Trump la noche del 31 de enero, para llenar el puesto dejado por el fallecido Antonin Scalia, señala Aciprensa. Gorsuch, de 49 años, es el nominado más joven en dos décadas, y podría convertirse en el juez más joven en la Corte Suprema. Tiene grados de las universidades de Columbia, Harvard y Oxford. Aunque, tras la nominación, Neil Gorsuch tiene que ser aprobado por el Senado de Estados Unidos, tanto a nivel del Comité Judicial como del Pleno, antes de ser oficialmente designado como nuevo juez de la Corte Suprema. Lila Rose, presidenta de la plataforma provida estadounidense Live Action, describió a Gorsuch como un "inteligente defensor de la Constitución, incluyendo la libertad religiosa y el derecho a la vida". La organización Students For Life (Estudiantes por la Vida) también expresó sus "felicitaciones" a Gorsuch, y aseguró que "la generación provida estará a tu lado" para "abolir el aborto de una vez por todas". Por su parte, Carol Tobias, presidenta del National Right to Life, señaló: "Muy frecuentemente, nuestros esfuerzos por proteger a los niños y otros humanos vulnerables han sido anulados por jueces que creen que tienen el derecho de imponer sus propias preferencias políticas". El Family Research Council señaló en su página de Facebook que "los antecedentes del juez  Gorsuch, especialmente sobre libertad religiosa, dan a los estadounidenses todas las razones para creer que será un buen juez de la Corte Suprema". Sin embargo, para Planned Parenthood, la multinacional del aborto más grande del mundo y acusada de traficar con órganos y tejidos de bebés abortados en sus instalaciones, Gorsuch "tiene una historia alarmante de interferir con derechos reproductivos y el acceso al cuidado (de la salud)". Por ello, creó una campaña dirigida a sus seguidores para que exijan a los senadores estadounidenses que condicionen la aprobación de Gorsuch al compromiso de que no derogará la sentencia de la Corte Suprema en el caso Roe vs. Wade, que legalizó esta práctica en todo el país en 1973. José Ángel Gutiérrez [email protected]