• El líder de Ciudadanos abre la puerta a entrar en el Gobierno del PP "si no sigue Rajoy".
  • Mario Jiménez (PSOE): "Bajo ningún concepto el proyecto del PSOE puede equipararse al de Podemos".
  • Y le recuerda a Pedro Sánchez que son los propios líderes de Podemos los que se califican de "populistas".
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que su partido no entrará en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, posibilidad que él rechazó desde el "primer día" por el "continuismo" de los populares y de su líder, y ve un "espacio común" con PP y PSOE para abordar las reformas estructurales. En declaraciones a TV3, ha recalcado que declinó formar parte del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy desde el "primer día" debido al "continuismo" del PP, que "no quiso renovarse" ante los casos de corrupción, y de su líder, que "no representa la regeneración" que requiere, a su juicio, ese partido. En este sentido, y preguntado si Ciudadanos podría formar parte del Gobierno entrada la legislatura, Rivera ha dicho categórico: "Si no hay renovación, no. Si seguimos con el mismo presidente, no". Por otro lado, ha apreciado un "espacio común" entre el PP, el PSOE y Ciudadanos para abordar las reformas estructurales de España frente a los "parches temporales" que ha acometido, en su opinión, el Ejecutivo de Mariano Rajoy, tras recordar que cien de las medidas acordadas con los populares formaban parte del pacto con los socialistas. Y desde el PSOE, el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, en la COPE, ha dejado claro que el congreso del partido tendrá que esperar a que haya una "reflexión profunda" sobre el proyecto. Aunque ha evitado ponerle fecha, cree que ese proceso es "prioritario" y que la elección del secretario general tendrá que esperar a que el proyecto político esté "definido y ahormado", recogen agencias. Entre los retos que tiene pendiente la actual dirección interina del PSOE, Jiménez ha apostado también por mantener con el PSC relaciones "equilibradas, armónicas, compensadas y simétricas", y cree que ambos partido tendrán que abordar sus relaciones con un diálogo "honesto, sincero y profundo". Sin embargo, sí cree que ambos partidos deben hablar a fondo sobre sus relaciones orgánicas pero también sobre lo político, ante cuestiones como la definición de Cataluña como nación o el hecho de que el PSC se plantee una alianza con el partido de Ada Colau. "Hay que hablar mucho y sin trauma, y luego ya veremos", ha resumido. Ante la posibilidad de que el ex secretario general socialista Pedro Sánchez intente volver a serlo, Jiménez ha respondido que será "el compañero Pedro Sánchez" quien tendrá que evaluar si es momento de "poner en marcha campañas personales o de trabajar para unir al partido y definir un nuevo proyecto". Jiménez ha atribuido a la "situación emocional" que ha vivido Sánchez sus palabras conciliadoras hacia Podemos, pero desde el punto de vista político ha remarcado que el PSOE no debe "subordinarse a la estrategia de nadie". De entrada le ha recordado que son los propios líderes de Podemos los que se califican de "populistas": "No tenemos que ser nosotros quienes definamos a nuestros adversarios si ya se definen ellos". Ha discrepado de la posición de Sánchez en relación a tratar a Podemos "de tú a tú", porque rechaza "equiparar" a los dos partidos y porque cree que la referencia del PSOE deben ser los ciudadanos, "nunca el populismo". Es más, ha subrayado que IU "subordinó su proyecto a la ola populista" y ahora "directamente no existe". También cree "muy revelador" que, en una entrevista grabada un día después de la sesión de investidura, y de los insultos de Gabriel Rufián (ERC) al PSOE, Pedro Sánchez no hiciera al menos "un acto de defensa del proyecto del PSOE frente a los que lo atacaron de forma vil e indecente". Andrés Velázquez [email protected]