• La petrolera tuvo unos números rojos de 2.698 millones de euros, un 44% menos que en 2015.
  • Y todo por la caída de precios de petróleo y gas: menores márgenes en refinerías y en las ganancias de venta de activos.
  • Los ingresos se situaron en 42.472 millones (-21%), mientras la producción anual se mantuvo casi igual.
  • El cuarto trimestre, muy malo: pérdidas de 2.589 millones debido a elevados costes por deterioro de activos.
  • Pero es optimista este año: invertirá 10.226 millones y espera que la producción suba entre un 4 y un 5%.
A la vista de los resultados de 2016, parece que a Statoil no le gusta el petróleo barato (sigue en pérdidas, aunque son menores que en 2015)… y, por ende, tampoco al fondo de pensiones noruego que de esos ingresos se alimenta. Y es que hablamos de una empresa controlada por el Estado, que se nutre precisamente de sus dividendos. En concreto, la petrolera noruega ha presentado unos números rojos de 2.698 millones de euros, un 44% menores a los de 2015. Y todo ello por la caída de los precios del petróleo y el gas. Un abaratamiento que, por ejemplo, se ha notado en los menores márgenes de las refinerías y en la reducción de las ganancias en venta de activos. Eso sí, los efectos se han compensado, en parte, gracias a costes por deterioro de activos más bajos y a una menor carga fiscal. El beneficio operativo ha sido tan sólo de 74 millones (-94%). Mientras, los ingresos se han situado en 42.472 millones (-21%). Claro que la producción anual se ha mantenido prácticamente en las mismas cifras que en 2015 (1,98 millones de barriles diarios). Sin duda, el cuarto trimestre fue el peor del año: pérdidas de 2.589 millones debido a unos elevados costes por deterioro de activos (2.138 millones), mal resultado operativo (-1.793 millones) y menores ingresos (11.802 millones, un 3% menos). Aunque la producción de petróleo ascendió a 2,1 millones de barriles diarios ( 2%), gracias a nuevos yacimientos. En definitiva, una operación limpieza de un balance viciado. A pesar del balance de 2016, Statoil es optimista de cara a este año: tiene previsto invertir 10.226 millones y además, espera que la producción de crudo suba entre un 4 y un 5%. Cristina Martín [email protected]