• Según un estudio de VidaCaixa, los jóvenes empiezan a ahorrar a los 22 años.
  • ¿Desconfianza en los bancos? El 24% de los ahorradores prefieren guardar el dinero debajo del colchón.
  • Un dato para la reflexión: más de la mitad de los jóvenes cree que no lograrán ahorrar más cuando cumplan 40 años.
El estudio 'Hábitos de ahorro en la generación millennial', elaborado por TNS y presentado este jueves por VidaCaixa, echa por tierra algunos mitos muy extendidos sobre los jóvenes españoles de entre 25 y 35 años de edad. Por ejemplo, que no ahorran. Falso. El 76% sí lo hace o, si lo prefieren, tres de cuatro. De hecho, empiezan, de media, a los 22 años. Me dirán que a esa edad la mayoría ahorra para comprarse un coche, independizarse o para viajar en vacaciones. Se equivocan. Según el estudio, el 80% de los millennial que ahorran lo hacen pensando en su futuro, en su jubilación o para la familia y los hijos. El siguiente motivo (60%) es para emergencias e imprevistos y ya, en tercer lugar (40%), aparecen los viajes y las vacaciones. Como ven, el estudio ha servido para pulverizar algunos prejuicios muy instalados en la sociedad. Otro: los jóvenes ya no van a las oficinas bancarias porque lo hacen todo por internet. Se vuelen a equivocar. El 42% de los encuestados prefiere acudir a una sucursal para asesorarse -el mismo porcentaje asegura que prefiere buscar el consejo de familiares- y sólo el 21% se asesora por internet. A la hora de contratar un seguro, la diferencia es aún mayor: 53% en la oficina frente al 21% en la web. Incluso para hacer el seguimiento, los millennial escogen la sucursal como primer canal (36%) y la web como segunda opción (32%). A la vista de estos datos, ¿se están equivocando los bancos con sus ajustes de plantilla y oficinas? El vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de VidaCaixa, Tomás Minuesa (en la imagen), ha aprovechado para recordar que Caixabank es la entidad que menos oficinas ha cerrado porque creen que la sucursal sigue siendo vital para el negocio. Aunque no lo ha admitido abiertamente, de su respuesta se puede concluir que las demás entidades se han equivocado o se están equivocando. Queda abierto el debate. Un dato que llama la atención: el 24 por ciento de los ahorradores jóvenes guarda el dinero en efectivo, debajo del colchón o donde sea. Son muchos. ¿Refleja la desconfianza que hay en los bancos? No se sabe pero podría ser. En cualquier caso, el 43% sí utiliza la cuenta corriente o de ahorro para guardar el dinero que no se gasta. Para terminar -el estudio es mucho más amplio-, un porcentaje para la reflexión: más de la mitad de los ahorradores piensa que, cuando cumpla 40 años, no podrá ahorrar más. Concretamente, el 22% cree que ahorrará menos y el 35%, lo mismo. ¿Por qué? Porque cuando tengan 40 años tendrán más gastos y más responsabilidades familiares, pero no habrán mejorado, de manera proporcional, su situación laboral. Incluso, el 11% de ellos cree que la situación económica será mala. ¿Acaso los millennial se están volviendo pesimistas? Podría ser y eso sí sería preocupante. Pablo Ferrer [email protected]