• Encuestas: el 57% de los televidentes dijo que Clinton ganó el segundo debate, frente a un 34% que afirmó que Trump, según CNN.
  • El republicano llevó al debate a cuatro mujeres que acusan de acoso sexual a Bill Clinton: "Lo mío fueron palabras, lo suyo hechos".
  • Hillary Clinton dijo que los comentarios de Trump muestran que no está calificado para asumir el mando del país.
Segundo debate en EEUU entre los aspirantes a la Presidencia de EEUU entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump. Si este es el nivel de los políticos en EEUU, no sé de qué nos quejamos en España. Por ejemplo: un desafiante Donald Trump (en la imagen junto a Hillary) calificó el domingo como una "charla de vestuario" a sus comentarios de tono vulgar sobre las mujeres difundidos el viernes en un vídeo, y dijo que si gana la Casa Blanca enviaría a su rival Hillary Clinton a la cárcel por utilizar un servidor privado para enviar emails mientras era secretaria de Estado. En un encendido debate, Trump, el candidato republicano, dijo que nombraría a un fiscal especial para investigar a Clinton por el uso de su correo electrónico, al considerar que había puesto en peligro la seguridad nacional durante su gestión como jefa de la diplomacia estadounidense del 2009 al 2013. El debate de 90 minutos tuvo un inicio tenso cuando los dos candidatos a las elecciones del 8 de noviembre se saludaron sin estrechar las manos, como es tradicional, recoge Reuters. Rápidamente la discusión giró hacia a un vídeo del 2005, que fue difundido el viernes, en el que Trump utiliza un lenguaje vulgar para referirse a mujeres. Trump dijo que estaba avergonzado por el vídeo pero lo minimizó calificándolo como una "conversación a puerta cerrada". Dijo que el expresidente Bill Clinton le había hecho cosas peores a mujeres. "Las mías son palabras, las de él son acciones", enfatizó. De hecho, Trump había comparecido con varias mujeres que acusaron en su día al expresidente estadounidense Bill Clinton de acoso sexual, apenas unas horas antes del segundo debate televisado frente a su rival demócrata, Hillary Clinton. Hillary Clinton dijo que los comentarios de Trump muestran que no está calificado para asumir el mando del país. "Él ha dicho que el vídeo no representa quien es, pero yo creo que queda claro para cualquiera que lo escuche que representa exactamente quién es", dijo Clinton en su respuesta. Trump también atacó a Clinton por la controvertida utilización de un servidor de correo electrónico privado para asuntos relacionados con su trabajo como jefa de la diplomacia estadounidense, diciendo que debería sentirse avergonzada. Clinton dijo: "Saben que es extremadamente bueno que alguien con el temperamento de Donald Trump no esté a cargo de la ley en este país". Trump le respondió: "porque usted estaría en la cárcel". Una investigación de casi un año de duración conducida por el FBI sobre los correos electrónicos concluyó este año sin que se presentaran cargos, aunque el director de la institución James Comey dijo que Clinton había sido descuidada en el manejo de material sensible. Clinton insistió en que no había evidencia de que algún servidor hubiera sido vulnerado y de que alguna información clasificada terminara en las manos equivocadas. Una pregunta realizada por una ciudadana musulmana ha dejado claras las diferencias entre ambos candidatos en cuanto a la política de integración y de refugiados. Mientras que la demócrata ha afirmado que en Siria "hay miles de personas, miles de niños, que están sufriendo" y que es necesario que Estados Unidos haga lo que le corresponda, la posición de Trump es bastante más restrictiva. "Voy a realizar un veto 'extremo' para la gente de algunos países como Siria. Hay mucha gente que entra a nuestro país si saber quiénes son y qué es lo que quieren. De los sirios deberían ocuparse más los países del Golfo". Para el conservador, los rivales son Estado Islámico y los rebeldes y, no tanto, Al Asad y Rusia. Sin embargo, Clinton aboga por conseguir que Rusia y el Gobierno sirio acaben con el asalto a Alepo, defendiendo en parte a los rebeldes que se oponen al régimen de Al Asad. Eso sí, ha indicado que no cree que "las tropas estadounidenses deban intervenir en terreno sirio". En lo económico, el republicano dice que va a bajar los impuestos a todos para así favorecer la creación de empleo, y que las empresas no salgan fuera de EE.UU., mientras que Clinton afirma que subirá los impuestos a las grandes fortunas. "Quiero invertir en las familias que trabajan duro", ha indicado la ex secretaria de Estado. ¿Y qué dicen las encuestas? La candidata demócrata, Hillary Clinton, venció a su rival republicano, Donald Trump, en el segundo debate, según una encuesta publicada en la madrugada de este lunes por CNN/ORC. El 57% de los televidentes dijo que Clinton ganó el encuentro, frente a un 34% que afirmó que Trump había triunfado. La encuestadora aclaró que entre los que miran los debates hay una ligera mayoría demócrata. Pero hay un dato relevante: los mormones, la comunidad religiosa más fuertemente republicana de Estados Unidos, le ha dado la espalda a Donald Trump. Gary Herbert, el gobernador de Utah, que es el único Estado de EEUU en el que los mormones son mayoría y además son más del 50% de la población, ha pedido que Trump se vaya, lo mismo que su predecesor, y que el también mormón candidato a la Presidencia en 2012, Mitt Romney, informó El Mundo. Andrés Velázquez [email protected]