• Así lo cuenta Pilar García Torres a Hispanidad. A los empleados readmitidos "les tienen entretenidos", añade.
  • De hecho, el pasado domingo, se manifestaron en Madrid pidiendo más carga de trabajo.
  • Se suponía que Fuenlabrada iba a ser "un centro logístico de excelencia, pero no están creando la infraestructura acorde".
  • No confían en la empresa y temen que dilate el proceso hasta junio, cuando será efectiva la fusión de embotelladoras a nivel europeo.
  • La responsable de Política Industrial y Servicios de CCOO Madrid advierte que la compañía ha lanzado una ofensiva muy fuerte contra el comité: pide 8 millones de indemnización.
Faltan menos de dos semanas para que se cumplan dos años desde que el embotellador español de la 'marca de la felicidad', Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), decidiera hacer un ERE y cerrar cuatro plantas, a pesar de tener beneficios. En este tiempo, aún no ha acabado el conflicto (hay recursos judiciales pendientes), pero Coca-Cola sigue tomando el pelo a España: "No hay actividad industrial ni logística en la planta de Fuenlabrada -que se salvó del cierre-". Así lo cuenta Pilar García Torres a Hispanidad. La responsable de Política Industrial y Servicios de CCOO Madrid añade que a los empleados readmitidos (180) "les tienen entretenidos". De hecho, el pasado domingo, se manifestaron en Madrid pidiendo más carga de trabajo. Por ejemplo, entre algunas de las tareas que realizan, está la de seleccionar los productos caducados desde que se abrió el ERE. Sin embargo, esto contrasta con lo que anunció la empresa hace unos meses, cuando decidió reabrir la planta de Fuenlabrada como centro logístico y no productivo. Es más, se suponía que dicha planta iba a ser "un centro logístico de excelencia, pero no están creando la infraestructura acorde" para ello. Al hilo de esto, García Torres destaca que esta tarde la empresa les presentará un plan industrial sobre Fuenlabrada. Después, el sindicato se reunirá para ver qué estrategia diseñan. No tienen ninguna confianza en CCIP porque "hasta ahora no ha cumplido nada". Es más, temen que dilate el proceso hasta junio, cuando será efectiva la fusión de embotelladoras a nivel europeo, que dará lugar a la 'megaembotelladora' Coca-Cola European Partners. Paralelalemente, la responsable de Política Industrial y Servicios de CCOO Madrid advierte que la compañía ha lanzado una ofensiva muy fuerte contra las personas del comité. Por ejemplo, denunció la constitución del campamento una vez que éste se había desmantelado porque impedía el paso a la planta: pide ocho millones de indemnización. Sin embargo, la realidad es otra: las personas que realizaban el tratamiento de los fangos activos no han tenido ningún problema para acceder al centro. ¿Será una especie de venganza por mantener el pulso y no dejar que Coca-Cola dé carpetazo acabar el largo conflicto laboral? El tiempo dirá quién gana finalmente el partido… Cristina Martín [email protected]