Corporación Financiera Alba ha perdido una cuarta parte de su valor en bolsa en lo que va de año, según Carlos March Delgado, que este jueves a presidido la Junta General de Accionistas. Los títulos del grupo industrial de la familia March comenzaron 2020 en los 48,5 euros por acción y este jueves han llegado a caer hasta los 36,2 euros. El valor bursátil de Alba asciende a 2.111 millones de euros.

Durante su intervención, Carlos March Delgado ha agradecido la labor durante la pandemia, entre otros, de los sanitarios, que en muchas ocasiones han trabajado sin los medios adecuados de protección -ha dicho- lo que algunos han interpretado como una crítica velada al Gobierno, que centralizó la gestión de todo el material sanitario.

El presidente de Alba se ha mostrado mucho más directo a la hora de valorar la crisis económica. “No podemos ser optimistas”, ha recalcado March Delgado, para quien lo más probable es que la recesión económica sea muy profunda y prolongada en el tiempo, con consecuencias muy negativas en el empleo, en el déficit público, en el endeudamiento y en la estructura productiva de la economía.

Lógico, pues, que afirme que “no podemos ser optimistas”, a pesar de que los mercados parecen haber recuperado parte del terreno perdido desde los momentos más críticos de la pandemia. “Aconsejamos prudencia a los inversores”, ha señalado don Carlos, porque las bolsas pueden volver a la tendencia negativa tras conocer los resultados empresariales.

Lo que sí se ha evitado con las ayudas del Gobierno, al menos en un primer momento, según el presidente de Alba, es que el parón de la actividad haya derivado en una crisis de liquidez y solvencia.

Y Carlos March Delgado sabe de lo que habla. Corporación Financiera Alba está presente en 20 compañías, la mayoría de ellas cotizadas: Acerinox (19,4%), Indra (10,5%), Ebro (14%), BME (12,1%), Viscofán (13%), Euskaltel (11%), Parques Reunidos (25%), Cie Automotive (12,1%), Naturgy (5,4%), Dominion (5%) Verisure (6,1%) y Telepizza (3,3%) son las más significativas.

Sobre la sucesión del consejero delegado, Santos Martínez-Conde, que este año cumple 65 años, ni una palabra. En principio, 2020 será su último año en la casa (se jubila) pero a fecha de hoy no hay nada seguro. Lo que sí ha sido segura ha sido la votación para reelegir como consejeros, por otros cuatro años, a Carlos March Delgado y a Juan March de la Lastra. El primero ha logrado el 96,6% de los votos mientras que su hijo, el 99,9%. La nueva generación de los March pide paso.