La aerolínea transportó 12,3 millones de pasajeros en 2011, un 11,6% más que el año anterior

 

Vueling obtuvo un beneficio neto de 10,38 millones de euros en 2011, esto es, un 77,4% menos que el año anterior. La facturación de la compañía fue de 856,17 millones de euros, un 8,7% superior a la de 2010.

 

Asimismo, el Ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones, amortizaciones y alquileres) llegó a los 124,8 millones de euros, lo que supone un descenso del 22,3% respecto al ejercicio anterior. Por su parte, el beneficio operativo se desplomó un 81%, hasta los 11,3 millones de euros.

 

La compañía, que alcanzó una cuota de mercado del 23% en los aeropuertos de Barcelona-El Prat y Bilbao, ha afirmado que, de cara a 2012, aumentará su oferta en asientos entre un 20% y un 25%. Además, prevé reducir costes en 14,2 millones de euros a través de diversas iniciativas.

 

Andrés Velázquez

[email protected]