El famoso vídeo sexual vuelve al proscenio televisivo 13 años después
PRISA ha hecho valer a Rubalcaba en la cadena de Berlusconi. Fue Cebrián quien consiguió que Alejandro Echevarría fuera invitado a Moncloa. El premio gordo: Berlusconi presiona a RCS para que finiquite a Ramírez.
A alguno se le debió salirse los ojos de las órbitas al ver que en Tele 5, la cadena líder en audiencia, propiedad de don Silvio Berlusconi, volvía a convertirse en estrella mediática el famoso vídeo sexual del director de El Mundo, Pedro J. Ramírez... ¡13 años después de salir a la luz!
Y esto cuando en Italia se habla (más bien se hablaba, porque ahora Berlusconi ha caído en desgracia) de la posible comunidad de intereses, con fusión jurídica o sin ella, entre Rizzoli, propiedad de El Mundo y Mediaset, dueña de Tele 5.

Detrás del ataque contra el periodista está, cómo no, el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, íntimo del consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián. Ha sido Janli quien ha posibilitado a Rubalcaba su acercamiento a Tele 5, ahora que son hermanos fusionados. Cebrián pidió a Rubalcaba que incluyera al presidente honorario de Tele 5, Alejandro Echevarría, entre los 38 empresarios invitados a reunirse en Moncloa con el Presidente del Gobierno y sus dos seguidores: el propio Rubalcaba y Elena Salgado.

Todo ello dentro de la campaña de Rubalcaba para convertirse en el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, para lo que no le basta con el grupo PRISA y Mediapro-La Sexta y la TV pública, que no deja de hacerle la ola: necesita también de Tele 5.

Y todo ello, también, mientras Mediaset, es decir, Berlusconi, insiste a Rizzoli en que debe dejar caer a Pedro J. Ramírez y que debe vender activos: por ejemplo: Expansión a Jaime Castellanos.

¿Que qué tal le ha sentado esta campaña anti-Ramírez a Paolo Vasile, mandamás de Tele 5? De rechupete: él no se mete en política pero es el rey de la telemierda.

Eulogio López

[email protected]