• Son los mismos que amenazan a la vicepresidenta del Gobierno con las penas del infierno si les cierra canales, es decir, si se atreve a obedecer al Tribunal Supremo.
  • Y ahora el duopolio, que tiene secuestrada a Sáenz de Santamaría, se da de baja de Uteca, la asociación que ellos mismos crearon.
  • Y es que no están dispuestos a que el Gobierno conceda licencias a nuevos operadores que les disputen el control absoluto de la televisión en España.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset (en la imagen,a la derecha), cobró una retribución fija de 831.047 euros en 2013, lo mismo que el otro Ceo de la compañía, Giuseppe Tringali (en la imagen, junto a Vasile). Ambos percibieron un fijo adicional de 60.000 euros por pertenecer al consejo de administración. De hecho, los 60.000 euros los cobran cada uno de los consejeros. Por cierto, nadie falta a las convocatorias: reciben otros 4.000 euros en concepto de dietas de asistencia.

Sólo por ir a los consejos, Vasile y Tringali se embolsaron 32.000 euros. No está mal, aunque la compañía estima que es poco. En el informe remitido a la CNMV, Mediaset señala que estas dietas no han variado desde hace tres años, cuando el consejo decidió reducirlas.

Tema aparte y más complejo es el variable. Para resumirlo: si los objetivos se cumplen en un 100%, los dos Ceo se llevan 409.000 euros, que pueden llegar hasta los 531.700 euros si se sobrepasan esos objetivos por encima del 105%. Ojo, si no se llega al 85%, no hay bonus que valga. Pero no se preocupen, la telebasura ha dado para eso y para mucho más durante 2013.

Y si no, pregunten a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que está bajo la amenaza de sufrir las penas del infierno si finalmente se atreve a obedecer al Tribunal Supremo y les cierra los canales de TDT mencionados en la sentencia judicial firme.

Estos son los mismos que este viernes han anunciado que abandonan Uteca, la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto, asociación que ellos mismos crearon y que, evidentemente, controlan a su antojo.

Pero, como ya contamos este jueves en Hispanidad, Rajoy está más que harto de las amenazas del duopolio y no está dispuesto a que Lara y Berlusconi le sigan chantajeando. Les ha dejado claro que si siguen por ese camino, no sólo cumplirá la sentencia del TS, sino que devolverá la publicidad a TVE.

Incluso, podría convocar un nuevo concurso para conceder licencias a otros operadores. Algo que Lara y Berlusconi no están dispuestos a admitir. No olviden que Mediaset y Atresmedia controlan el 55% de la audiencia y el 91% de la publicidad.

Pablo Ferrer

[email protected]