La actitud del despedido es un buen ejemplo de la actitud de colectivo de pilotos en el actual conflicto

Lean la información completa: los pormenores merecen la pena. Los tribunales han declarado procedente el despido de un piloto de Iberia que agredió a un comandante de Iberia Express. El condenado quería volar en 'business' y el agredido se lo consintió pero, al parecer, no era suficiente.

La actitud del despedido es un paradigma del conflicto de Iberia, marcado por unos empleados, los pilotos, que han pretendido gestionar la empresa y que ante cualquier decisión que redujera su poder, han pasado al bloqueo. Por ejemplo, la puesta en marcha de Iberia Express. (¿Por qué no se llama Iberia Exprés?).

Miriam Prat

[email protected]