• Y con ello se creará un lío de mucho cuidado.
  • Delante del presidente de la Conferencia Episcopal, el socialista Óscar Puente vuelve a arremeter contra el Valle de los Caídos.
  • El alcalde de Valladolid se considera católico y apoya una sentencia algo ridícula: exhumar dos cuerpos de osarios comunes.
  • Y si el resto de familiares no quiere que se toquen los restos de sus seres queridos, ¿qué pasa?
  • La progresía celebra como una gran victoria las equívocas palabras de Blázquez, que parecían apoyar la exhumación de restos.
  • A todo esto, los monjes benedictinos nunca se han opuesto al traslado de los restos de Francisco Franco ni de los de José Antonio.
  • Les preocupa más respetar los derechos de los familiares del resto de los allí enterrados y que no existan riesgos de daños.

Nuevo capítulo sobre el Valle de los Caídos, tema de actualidad estas últimas semanas. Con el apoyo del presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha cedido. Por tanto, se exhumarán los restos de los hermanos Lapeña, ejecutando la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de San Lorenzo de El Escorial. Hablamos de dos de los enterrados. Delante de Blázquez, el socialista Óscar Puente ha vuelto a arremeter contra el Valle de los Caídos, este viernes en el Fórum Europa. El alcalde de Valladolid se considera católico y al mismo tiempo, apoya una sentencia algo ridícula: exhumar dos cuerpos de unos osarios comunes. "Espero que se solucione esta reclamación" porque "al final los restos mortales de una persona pertenecen a su familia y son sus descendientes quienes deben de decidir dónde quieren que reposen", ha afirmado. Y si el resto de familiares no quiere que se toquen los restos de sus seres queridos, ¿qué pasa? La progresía celebra como una gran victoria las equívocas palabras de Blázquez, que parecían apoyar la exhumación de restos. El presidente de la Conferencia Episcopal ha señalado que el "responsable" es Patrimonio Nacional, por tanto, la comunidad benedictina no puede obstaculizar la exhumación: el abad "no se puede negar ni a recibirlos ni para sacarlos". A todo esto, conviene subrayar que los monjes nunca se han opuesto al traslado de Franco ni al de José Antonio. Les preocupa mucho más cómo respetar los derechos de los familiares del resto de los allí enterrados y que no existan riesgos de daños, como se reflejaba en la carta que el prior mandó a los senadores. Es más, en la misma recoge que la comunidad benedictina ya ha recibido 35 cartas de familiares para que los restos de sus familiares sean completamente respetados. Una vez más, queda clara la obsesión de la izquierda contra el Valle de los Caídos…. aunque lo que de verdad no soportan es la cruz. Se ve demasiado. Al final, "el abad, con su comunidad, va a rezar todos los días porque no podemos olvidar que es una cruz y para los cristianos es el símbolo fundamental de la pacificación", ha apuntado el cardenal Blázquez. Paralelamente, hay que añadir que Óscar Puente parece un católico 'rarito' porque presume de ser creyente y cofrade, aunque defiende el aborto en caso de graves malformaciones del feto. Descubrió esta postura con un polémico tuit en 2013, que borró a los cinco minutos, aunque en realidad "lo que quería decir, y reitero es que no se puede apostar por eliminar de la ley del aborto el supuesto de graves malformaciones del feto, como pretendía el PP", según explicó en El Norte de Castilla en 2015. Asimismo, en el Fórum Europa, el alcalde de Valladolid ha señalado que "el papel de las autoridades civiles no consiste en estar de espaldas a la religión" y que "la aconfesionalidad del Estado no tiene nada que ver con que la Iglesia y la política estén de espaldas", ha añadido, pues muchas veces tienen objetivos comunes. Cristina Martín [email protected]