• El presidente de la compañía admite que "el 19 de septiembre estábamos muy preocupados".
  • Al mismo tiempo, está convencido de que Bankia respetará el acuerdo de bancaseguros tras absorber BMN.
  • Presume de dividendo: "Ni un solo año hemos recurrid al pago en acciones".
  • Y de no haber realizado ningún ajuste de plantilla durante la crisis.
  • China ya no es prioritario por la lentitud de los permisos.
  • Y Venezuela sigue siendo una plaza importante: "Nuestro compromiso con el país es pleno".
Las catástrofes naturales han vuelto a ser protagonistas en la cuenta de resultados de 2017 que Mapfre ha presentado este jueves. Los huracanes Harvey, Irma y María, así como los terremotos en México han tenido un impacto negativo neto en el grupo de 184 millones de euros y han supuesto 1.050 millones de euros en indemnizaciones a clientes. El asunto ha sido muy serio. Tanto, que Antonio Huertas (en la imagen) ha reconocido en la rueda de prensa que "el día 19 de septiembre estábamos muy preocupados por nuestros clientes y nuestros empleados". El presidente de la aseguradora temía que el impacto de estas catástrofes fuera aún mayor que lo que finalmente fue. Además, no contaba con el buen hacer durante el cuarto trimestre, "el mejor de nuestra historia", según sus propias palabras. Así las cosas, Huertas ha calificado 2017 como un "año excelente" dentro de las dificultades que aún persisten, por ejemplo, en Puerto Rico, donde se siguen gestionando los destrozos del huracán María. Al margen de este último ejercicio, ¿qué balance hace Huertas de estos seis años como presidente? "Me encuentro satisfecho", ha respondido. "Las cifras dicen mucho pero no lo dicen todo", ha señalado, en relación al hecho de que en años anteriores el beneficio de la compañía rondaba los 800 ó 900 millones. Lo importante para Huertas no es tanto el resultado en sí sino el hecho de que Mapfre cumple sus compromisos, por ejemplo, con los empleados: en todos estos años no ha puesto en marcha ningún expediente de regulación de empleo. Otro compromiso: el dividendo. "Ni un solo año hemos recurrido al pago en acciones", ha señalado el presidente. Asunto más controvertido es el acuerdo de bancaseguros que mantiene con Bankia. ¿Qué ocurrirá con BMN, que tenía acuerdo con Aviva? La duda surge tras las declaraciones de José Sevilla, Ceo de Bankia, en las que afirmaba que la entidad estaba abierta a todas las posibilidades. Huertas lo tiene clarísimo y está "muy tranquilo" y convencido de que Bankia, "como siempre ha hecho", respetará sus compromisos contractuales que, en este caso, hablan de exclusividad con Mapfre. Un breve repaso al exterior nos lleva a China, donde Mapfre ha intentado comenzar con Verti. Pero China es como es -comunista e intervencionista- y es un mercado muy difícil para las multinacionales. En definitiva, ya no es estratégico porque los permisos se están demorando y nada hace indicar que la situación vaya a cambiar en breve. Otro mercado controvertido es Venezuela. Pero tranquilos, porque a pesar de todas las dificultades, Mapfre no abandonará esa plaza. "Nuestro compromiso con el país es pleno", ha asegurado Huertas. Pablo Ferrer [email protected]