• El intento de diálogo entre el Gobierno de Venezuela y la oposición, impulsado por Francisco, fracasa antes de empezar.
  • La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó la apertura de un juicio político a Nicolás Maduro.
  • El pseudo-dictador chavista responde: "Actuaremos con la mano de hierro de la unión cívico-militar".
  • La oposición intentará hoy miércoles mostrar su fuerza en la calle.
El Papa Francisco recibió este lunes en el Vaticano al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (ambos en la imagen). La Santa Sede explicó que la audiencia se enmarca dentro de "la preocupante situación de crisis política, social y económica" que atraviesa Venezuela. Jorge Mario Bergoglio pidió a Gobierno y oposición que retomen "con valentía el camino del diálogo sincero y constructivo". El arzobispo Emil Paul Tscherrig, enviado papal al país, anunció después que el diálogo entre ambas partes se iniciará el 30 de octubre en Isla de Margarita, publicó El País. Sin embargo, un día después del anuncio del Vaticano, la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, acordó la apertura de un proceso de juicio político contra el presidente, publica Infobae. La resolución aprobada por el Parlamento señala que se acordó "votar la apertura del procedimiento contra Nicolás Maduro (…) y que la comisión prepare el inicio del estudio de responsabilidad penal, responsabilidad política y abandono del cargo". El acuerdo, además, llama a Maduro a asistir a la Asamblea el próximo 1 de noviembre para que "se someta al escrutinio del pueblo". El propio Maduro no tardó en reaccionar y convocó a las máximas autoridades de Defensa y de los poderes públicos para evaluar "el golpe parlamentario" de la oposición, recoge también Infobae. "En uso de mis atribuciones, he convocado mañana (miércoles) a las 11 de la mañana (15:00 GMT) al Consejo de Defensa de la Nación, a todos los poderes públicos para evaluar el golpe parlamentario de la Asamblea Nacional y el plan de diálogo para la paz", aseguró Maduro durante un acto en Caracas con sus partidarios. "No vamos a permitir golpe parlamentario de ningún tipo. Si se comen la luz, actuaremos con la Constitución y la mano de hierro de la unión cívico-militar. Nadie nos quitará el derecho a la libertad", enfatizó ante una multitud que respondía con cánticos como "¡Venezuela no es Brasil!", enfatizó el pseudo-dictador chavista. Por todo ello, la oposición intentará hoy miércoles mostrar su fuerza en la calle, con manifestaciones en todo el país, tras el duro golpe que supuso la suspensión del proceso de referendo revocatorio que impulsa contra el presidente socialista Nicolás Maduro, publica el mismo medio. La manifestación, llamada 'Toma de Venezuela' fue convocada por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el que debía ser el primero de tres días para la recolección de cuatro millones de firmas, último paso antes del referendo revocatorio con el cual la oposición se proponía destituir a Maduro. Pero el proceso quedó suspendido la semana pasada por decisión de tribunales penales regionales, que acogieron denuncias de fraude del oficialismo en la primera etapa de recolección de las firmas del 1% del padrón electoral, necesarias para autorizar la etapa siguiente de recolección propiamente dicha de las firmas. José Ángel Gutiérrez [email protected]