• En conversación con el Financial Times, el ministro español de Exteriores afirmó que el objetivo inmediato no es la soberanía.
  • Por el contrario, sus pobres aspiraciones se limitan a la gestión compartida del aeropuerto y a una mayor cooperación contra el fraude fiscal y el contrabando de tabaco.
  • Pero si Gibraltar, antes que una colonia, es un paraíso fiscal... aunque la OCDE le haya excluido.
  • El aeropuerto fue construido por Gibraltar en el istmo entre el Peñón y la Línea de la Concepción, istmo que no fue cedido en el Tratado de Utrech, aunque paulatinamente ocupado por Reino Unido.

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis (en la imagen), desveló en febrero al 'Financial Times' los objetivos del Gobierno español sobre Gibraltar en las conversaciones hasta ahora secretas que han mantenido delegaciones diplomáticas de ambos países en las últimas semanas, con motivo del Brexit. El ministro desea una gestión compartida del aeropuerto y mayor cooperación en el fraude fiscal y en el contrabando de tabaco, recogió Las Provincias. Dastis afirma en la conversación con el diario británico que el objetivo inmediato no es la soberanía. "Es algo a lo que aspiramos, a lo que no renunciamos, pero que no es el asunto en estas negociaciones", afirma. El ministro español estaría dispuesto a que representantes de Gibraltar se sumen a las negociaciones diplomáticas entre Londres y Madrid como parte de la delegación británica. El inicio de las negociaciones fue acordado entre Theresa May y Mariano Rajoy, cuando el presidente español visitó a la primera ministra británica el pasado diciembre. Las conversaciones se han mantenido al margen de la publicidad y representantes de los dos gobiernos se habían negado hasta ahora a informar sobre su agenda. El FT cita a Dastis señalando sobre la gestión común del aeropuerto que el Estado español mantiene una reclamación sobre el territorio en el que se asienta. El aeropuerto, muy cerca de la frontera, fue construido por las autoridades de la base militar en el istmo entre el Peñón y la Línea de la Concepción, que no fue cedido en el Tratado de Utrech, aunque paulatinamente ocupado por Reino Unido. Sobre el fraude fiscal, Dastis afirma que "se necesita una mayor cooperación de las autoridades de Gibraltar, aunque la situación ya ha mejorado y los gibraltareños parecen deseosos de cooperar; pero tenemos que verlo en la práctica". La firma de 27 acuerdos de intercambio de información fiscal con países que incluyen a los más ricos de la UE permitió a Gibraltar salir de la lista de paraísos fiscales de la OCDE. España no ha buscado ese tipo de acuerdo. El ministro español se muestra favorable a la introducción de mecanismos de registro previo de mercancías y vehículos y de transeúntes frecuentes que permitan un paso fronterizo más rápido. Y se declara favorable a una futura relación "lo más cercana posible" entre Reino Unido y la Unión Europea cuando se consume el 'Brexit'. El contexto de la marcha británica de la UE define este diálogo, sobre el que Dastis se declara 'precavidamente optimista". La inclusión en la guía del Consejo Europeo sobre la negociación del 'Brexit' de una cláusula que da a España un veto sobre la aplicación a Gibraltar del acuerdo final entre Bruselas y Londres provocó malestar en el Peñón y en algunos sectores de Reino Unido cuando fue publicada, en abril de 2017. El Gobierno español no aspira a que las negociaciones en curso desemboquen en un acuerdo al final del mes de marzo, cuando el Consejo analizará las reglas del período de transición entre la marcha británica de la UE, el 29 de marzo de 2019, y la separación, que Bruselas desea que se produzca al finalizar 2020. Pero Madrid querría incluir las líneas sobre Gibraltar en el borrador de la futura relación, que debería conocerse en otoño. O sea, que el Gobierno español no va a aprovechar el Brexit para intentar, al menos, la cosoberanía de Gibraltar. Muy típico de este tibio Gobierno del PP… Andrés Velázquez [email protected]