• El proyecto abortista de la presidenta de Chile contempla la autorización del aborto en tres casos específicos: peligro para la vida de la madre, inviabilidad del feto y violación.
  • Hoy "la medicina permite salvar la vida del niño y de la madre" y por lo tanto no existe justificación alguna para aprobar una ley de aborto, dijo el arzobispo de Puerto Montt, Mons. Cristián Caro.
  • El cardenal Ricardo Ezzati hizo suyas las palabras del Papa Francisco: "Amar y servir la vida, especialmente cuando es frágil, desde el seno materno hasta su fin en esta tierra".
  • Este martes, la Comisión de Salud del Senado vota vota el proyecto en la Comisión de Salud del Senado, tras haber sido aprobado ya en la Cámara de Diputados.
En Chile, el Gobierno de Michelle Bachelet intenta llevar adelante una despenalización del aborto que este martes será votada en la Comisión de Salud del Senado, tras haber sido aprobada ya en la Cámara de Diputados. El proyecto de ley contempla la autorización del aborto en tres casos específicos: peligro para la vida de la madre, inviabilidad del feto y violación. Establece además un plazo máximo para el aborto de 12 semanas de gestación, pero en caso de menores de 14 años el plazo se extiende hasta las 14 semanas. Pero las intenciones 'abortistas' de Bachelet están siendo contestadas. Recientemente, miles de chilenos salieron a las calles de dos ciudades para manifestarse a favor de la vida del niño que está por nacer y la defensa de las madres embarazadas. Los participantes se manifestaron para decir que "la vida humana merece ser vivida, merece ser defendida, desde que comienza en el seno materno hasta su fin natural" y que hoy "la medicina permite salvar la vida del niño y de la madre" y por lo tanto no existe justificación alguna para aprobar una ley de aborto, dijo el Arzobispo de Puerto Montt, Mons. Cristián Caro, recogió Aciprensa. Asimismo, la Conferencia Episcopal Chilena hizo sentir nuevamente su voz contra el proyecto de ley que apunta a despenalizar el aborto. "Lo importante es que la gente capte que estamos en un momento difícil y delicado y que hay que tomar un papel activo: no basta decir 'estoy en contra del aborto'. Llamo a todos los chilenos y a los amigos extranjeros, cristianos y no cristianos -afirmó mons. Errázuriz- a que nos ayuden a parar una cosa que pensamos va a ser el antecedente del aborto libre en Chile", recoge Zenit. Estas decisiones, añadió el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, afectan directamente al "sagrado valor de la vida desde su concepción hasta su muerte natural, vida que debemos no sólo proteger sino promover en todas sus dimensiones". Finalmente, llamó a que "hagamos nuestras las palabras del Papa Francisco: 'Que cada uno en su propio papel y en su propio campo, se sienta llamado a amar y servir la vida, aceptarla, respetarla y promoverla, especialmente cuando es frágil y necesita atención y cuidado, desde el seno materno hasta su fin en esta tierra'". José Ángel Gutiérrez [email protected]