• Esquerra acepta la victoria de Puigdemont pero corresponde a su lista presentar propuesta.
  • La salida de la cárcel de Oriol Junqueras, poco probable, complica el escenario para ERC.
  • Ciudadanos no tira la toalla para formar gobierno: "lo nuestro es esperar y ver", dice Carrizosa.
  • El PP presiona al partido naranja a que mueva ficha porque "no hay certeza" de un acuerdo independentista.
Esquerra Republicana acepta los resultados del 21-D, que dieron la victoria a la lista de Junts per Catalunya (JxC), pero de ahí a que Puigdemont sea el nuevo president va un trecho. En eso se resume el nuevo mensaje del portavoz de ERC, Sergi Sabrià, después de JxC, con dos diputados más que Esquerra (34 frente a 32), aclarara el sábado que no contempla otro escenario que la reelección de Puigdemont, huido a Bélgica. Eso y un túnel es lo mismo, si tenemos en cuenta que el líder de ERC, Oriol Junqueras, sigue en cárcel de Estremera y con pocas posibilidades de invertir la situación y si Puigdemont vuelve, correrá la misma suerte: ingresar en prisión. La vía telemática para volver al cargo (como apunta la imagen) no es viable. Ahora bien, el tiempo aprieta: quedan dos semanas para que se constituya el nuevo Parlament y el 6 de febrero se celebra la primera sesión del debate de investidura. Ante ese escenario, Sabría ha emplazado a JxS a que ponga sobre la mesa una propuesta, pero sabiendo que no lo va a tener nada fácil. La fórmula "hoy por hoy no es sencilla", ha señalado, pero obviando los efectos del regreso de Puigdemont. "Solo trabajamos en la opción Puigdemont, que es la que nos vuelven a repetir", ha añadido Sabrià, que no ve otra alternativa que ponerse de acuerdo. Mientras, el abogado de Oriol, Andreu Van den Eynde, ha vuelto a insistir, el declaraciones a eldiario.es en que el Supremo podría excarcelarlo este jueves, el día que se celebra la vista del recurso de apelación, pero es "altamente improbable" es opción, según fuentes de la Sala Segunda del Tribunal, informa El Periodico. Para el abogado, no hay "riesgos" que justifiquen que Oriol siga encarcelado, y ha añadido, además, que si Junqueras es diputado "puede contribuir a que las cosas vayan por la vía escocesa, la vía del pacto y del diálogo". Pero desde la Sala Segunda se advierte, en sentido contrario, de los escasos precedentes para que prospere el recurso y que los jueces no tienen en cuenta las consecuencias políticas. Si no hay acuerdo para la investidura antes del 7 de abril, se repetirían las elecciones. Ante esa hipótesis, el número dos de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha señalado este martes que su partido "no tira la toalla" para formar gobierno. Ahora bien, el desenlace pasa en cualquier caso depende de la mayoría independentista de ERC y JxC (70 de 135 escaños), que necesitaría también el apoyo de los cuatro diputados de la CUP. Un galimatías, hoy por hoy, aunque la respuesta de Ciudadanos tiene que var más con la presión desde el PP, que le ha instado a que mueva ficha para configurar un nuevo gobierno porque "no hay ninguna certeza" de que ERC y JxC alcancen un acuerdo. En ese caso, según el portavoz del grupo parlamentario popular en el Senado, José Manuel Barreiro, sólo hay dos opciones: la alternativa de Ciudadanos "con los partidos constitucionalistas o la repetición de elecciones". Andrés Velázquez [email protected]