Sr. Director:   

La impunidad social de delincuentes juveniles con la Ley del Menor, sus perjudiciales efectos y la alarma social generada son irrefutables. ¿A qué espera el PP para quitarla de en medio? El silencio cómplice de PSOE e IU son preocupantes. Esta Ley es una "licencia para matar", por los suaves castigos en reformatorios a criminales y ladrones. El progresismo se le subió a la cabeza al PP y sus efectos son demoledores.

La sociedad española pide el fin de ésta Ley ¡ya! ¿A qué espera el Gobierno?

Ismael Fernández 

Ismarodri@vodafone.es