• Nuestro país cerró 2011 con una deuda del 68,5% frente a la alemana (81,7%) o a la de Reino Unido (84%).
  • Peor es lo de Italia. Su deuda alcanzó el 120,5% del PIB.
  • Para este año, la CE prevé que la española llegue al 73,8%, también lejos de la media europea (84,9%).

Definitivamente, no somos tan malos. La deuda de España, en relación a los demás países europeos, se sitúa en la media o por debajo, incluso de la de los países gobernados por Merkel, Sarkozy y Cameron (en la imagen). De esta manera, la CE vaticinaba que la deuda de Grecia en 2011 alcanzaría el 162% del PIB, la de Italia el 120,5%; la de Irlanda, el 108%; Portugal el 101%; Bélgica el 97%; Francia el 85%; Reino Unido el 84%; y Alemania el 81,7% (como puede verse en este cuadro).

Según ha informado hoy el Banco de España, la deuda total de las administraciones públicas creció en 2011 un 14,2% y alcanzó los 734.961 millones, hasta quedar en el 68,5% del PIB, 8,5 puntos por encima del 60% que permite la Unión Europea.

No obstante conviene tener en cuenta que, según un informe del Instituto de Estudios Económicos basado en las previsiones de la propia Comisión Europea en noviembre de 2011, la deuda de las Administraciones Públicas en la UE de los 27 llegará al 82,5% en 2011 y alcanzará el 84,9% tanto en 2012 como en 2013.

Y según esas mismas previsiones de la Comisión Europea, la deuda pública española alcanzaría en 2011 el 69,6% del PIB; y casi ha acertado, pues nos hemos quedado en el 68,5%. Para el año 2012, la CE prevé que España llegará al 73,8%.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]