• Tras absorber el Pastor con sus propios medios, Ángel Ron busca ahora ayudas públicas.
  • Es este sentido, BMN es FROB1: su adquisición no conlleva ayuda del Estado.
  • Por lo menos hasta el momento: el ministro De Guindos ha afirmado que el Gobierno no tomará medidas hasta conocer el resultado de la auditoría de Oliver Wyman y Roland Berger sobre el sector financiero.
  • De todas maneras, la primera opción para Ron sigue siendo CX.
  • Claro que lo tiene muy difícil: compite con BBVA y Santander.
  • Si finalmente no lo logra, Ron volvería a contactar con La Caixa.

Aunque Banco Mare Nostrum (BMN), fruto de la unión de Caja Murcia, Caja Penedés, Sa Nostra y Caja Granada, persigue fusionarse con el Banco Popular, la entidad presidida por Ángel Ron (en la imagen) no está interesada en esta operación, por lo menos de momento. Hoy por hoy la adquisición de la entidad presidida por Carlos Egea no conlleva ayudas públicas, ya que BMN es FROB 1.

Pero la percepción del Popular podría cambiar en dos semanas, y es que el ministro De Guindos ha afirmado este miércoles que dentro de quince días se conocerá el resultado de la auditoría realizada por las dos consultoras -Oliver Wyman y Roland Berger- sobre la situación de las entidades financieras españolas. Así, el Ejecutivo esperará a su dictamen para tomar alguna decisión nueva sobre el sector.

De todas maneras, CX continúa siendo la primera opción del Popular. Lo malo, en este caso, es que sus rivales son el BBVA y el Santander, que ya han mostrado su interés en múltiples ocasiones. Por eso, Ron no descarta volver a contactar con La Caixa, pero sólo si la operación CX no llega a buen puerto y la situación del Popular, tras la adquisición por sus propios medios del Pastor, y las nuevas exigencias del Gobierno, le 'obligan' a hacerlo.

Pablo Ferrer

[email protected]