• Marca se convertiría en un deportivo para toda Iberoamérica y Expansión en un económico para toda esa extensa zona.
  • Por su parte, El País y El Mundo mantendrían sus cabeceras.
  • Ya saben, un diario de izquierdas y otro de derechas en las mismas manos: pluralismo interno, que le dicen.
  • El mentor del plan es César Alierta, reconversor de la prensa y la democracia españolas, pero antes deberá controlar PRISA, una tarea aún compleja... y contra la vicepresidenta Soraya.
  • La oportunidad estriba en que Urbano Cairo (propietario de Unidad Editorial) está harto de perder dinero y de sobrevivir en el recorte permanente.
Seguimos hablando de las movidas aguas de PRISA y ampliamos lo que decíamos el pasado martes, pues en su asalto al grupo mediático, César Alierta (en la imagen) no sólo se ha planteado fusionarlo con Planeta o Vocento. Y es que su plan más avanzado hasta el momento es… una fusión con Unidad Editorial. Aunque ojo, el empresario maño que fue presidente de Telefónica durante 16 años está vendiendo la piel del oso antes de cazarlo porque para que dicho plan sea una realidad lo primero que necesita es controlar PRISA. Algo que no es fácil: el fondo Amber Capital, fundado por el armenio Joseph Oughourlian (con el que oficialmente Alierta no tiene nada que ver…), es dueño del 18,1% de PRISA y podría hacerse con una participación próxima al 30% gracias HSBC y Caixabank (que están vendiendo parte de sus porcentajes). También podría comprar algo de participación a los qataríes de International Media Group y a Abante Asesores, que en la ampliación de capital van a ejercitar menos derechos de suscripción preferente de los que les correspondería: un 6,4% en vez del 7,2%; y un 1,4% en lugar del 2,9%, respectivamente. Pero muchos piensan que Alierta no logrará hacerse con el control de PRISA. Más bien, la vice Soraya no lo permitirá y ganará en dicho enfrentamiento. Claro que suponiendo que Alierta consiguiera su ambicioso proyecto, el plan de fusión con Unidad Editorial está perfectamente diseñado. Conozcámoslo. Primero, habría una unión Marca-AS, las dos cabeceras deportivas de Unidad Editorial y PRISA. Además, se llevaría a Hispanoamérica, aunque en esto el magnate Carlos Slim está poniendo algunos problemas por el acuerdo de Marca en México, que el año pasado permitió lanzar Marca Claro, un nuevo digital azteca junto a la plataforma Claro Sports, y que el pasado enero ha llegado a Colombia. Segundo, desaparecería Cinco Días, que sería comido por Expansión, dando lugar al primer periódico hispanoamericano económico. Y tercero, pero lo más importante: no se fusionarían El Mundo-El País para controlar tanto la derecha como la izquierda. ¡Viva el pluralismo interno!… también conocido como esquizofrenia. ¿A qué se debe el plan de fusión con Unidad Editorial? Urbano Cairo, presidente de RCS Mediagroup (dueño de Unidad Editorial), está harto de perder dinero y de vivir en el recorte y el ahorro permanente. Y Alierta lo quiere aprovechar. Cristina Martín [email protected]