• Y tiene el dinero preparado para otro 6%, pero el pago depende de resoluciones judiciales pendientes.
  • En total, ha puesto 1.598 millones de euros, que superan con creces lo que invirtieron.
  • La inmensa mayoría no ha acudido a los tribunales y ha cobrado tras reclamar en las propias sucursales.
  • El 12% de los pequeños accionistas no ha reclamado, o porque vendió y perdió poco o porque se ha olvidado.
Bankia ha hecho saber a Fernando Andreu, cómo está la cuestión de las indemnizaciones a los pequeños accionistas que acudieron en 2011 a la polémica salida a bolsa. Es el juez de la Audiencia Nacional que investiga desde 2012 esas irregularidades. Al grano: la entidad ya ha resarcido, o tiene previsto hacerlo, a 222.959 pequeños accionistas; es decir, al 88% del total, informa Efe. Y esas indemnizaciones cubren con creces los 1.598 millones invertidos. El grueso de esos pequeños accionistas, el 82%, ya han recuperado el dinero invertido. Son, en concreto, 208.324, que invirtieron 1.476 millones. A 131.218 de ellos, Bankia les ha indemnizado en las propias sucursales, gracias al sistema puesto en marcha en febrero con el que pueden recuperar el 100% de su inversión  (807 millones) más un interés anual del 1% a cambio de renunciar a acciones legales. El resto, 77.106, también han sido resarcidos tras los procesos judiciales abiertos en los que se ha condenado a la entidad y han recuperado de sobra su inversión (han recibido 669 millones). Bankia recuerda también al juez que está en vías de hacer lo mismo con otros 14.635 pequeños accionistas, que invirtieron 122 millones, pero esos casos están pendientes de resolución judicial. Y con éstos, el porcentaje asciende al 88%. El 12% restante corresponde a inversores que no han reclamado. De ellos, 19.075 (el 7%) son pequeños accionistas, que invirtieron 153 millones, pero vendieron sus títulos antes de marzo de 2012. Otro grupo, compuesto por 12.799 pequeños accionistas (5%), que invirtieron 96 millones, no han reclamado: no han recurrido a los tribunales ni al mecanismo abierto en la entidad. Bankia está, por tanto, más cerca de cumplir con su propia previsión de devoluciones. Fue ese el motivo por el aumentó las provisiones para indemnizar en el tramo de particulares, sobre todo tras la sentencia del Tribunal Supremo que le obligó a devolver el dinero de dos operaciones y que abrió la vía a miles de nuevas reclamaciones. Andrés Velázquez [email protected]