Sr. Director:  

Mi más cordial enhorabuena a los guionistas de la serie "Los Serrano" de Telecinco, por el enfoque que dieron a un tema tan socialmente importante como es el asunto del pudor. 

Probablemente, por mi forma de pensar, sería considerado un retrógrado y un "reprimido" educado en la generación del antiguo régimen, pero doy las más amables gracias a los que me han hecho sentir normal. A primera vista, podría parecer que no he visto el capítulo, porque durante todo el tiempo nos han intentado hacer ver, incluso a través de licenciados en psicología, que no hay que tenerle miedo al cuerpo desnudo y que es una cosa natural mostrarse desnudo delante de tus familiares, vamos, que no pasa nada por ir en "pelota picada" delante de tus hijos, y que quien no lo hace es porque tiene la "mirada sucia", además del prejuicio farisaico e hipócrita que supone pensar que quien no muestra su cuerpo es porque tiene miedo de hacerlo o está reprimido, lo que le lleva a no ser feliz. Pero no, no fue eso lo que en realidad mostraron. Lo que de verdad mostraron es que por mucho que nos empeñemos en hacer natural lo que no lo es, existe un pudor "natural" que nos lleva a reaccionar de manera "natural" como lo hacían los personajes en la serie, es decir, no exhibiendo su cuerpo, simplemente, por respeto a los demás.

Sinceramente, me parece de doble moral y de altísimo grado de hipocresía defender el "naturismo" y atacar a los que fuman, por poner un ejemplo. Por cierto, soy un ferviente admirador del "David" de Miguel Ángel y de la "Maja Desnuda" de Goya.

Francisco Baz San Nicolás 

FBaz@tajamar.es