Es la lectura que hace Moody's de la sentencia que cargó contra el cliente en los gastos hipotecarios. La sentencia del Supremo sobre los polémicos gastos asociados a una hipoteca ha ahorrado a la banca -o ha castigado al cliente, como prefieran- más de 4.000 millones de euros, según Moody's, que tiene tiempo para calcular esas cosas. Una de cal y otra de arena, como quien dice, porque se trata de una cifra de millones parecida a la factura que supuso para la banca la sentencia europea sobre las cláusulas suelo. Hablamos de los pagos que afectan a impuestos, como el de Transmisiones Patrimoniales o Actos Jurídicos Documentados, no a los pagos al notario, que deben abonarse a partes iguales. Hispanidad [email protected]