Sr. Director:   

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha denunciado a Telefónica de España ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones del Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Agencia de Protección de Datos del Ministerio de Justicia, ya que el operador pretende utilizar ilegalmente datos confidenciales de sus clientes para crear una gigantesca base de datos de "consumidores a la carta" y enviarles, en función de sus perfiles, publicidad de empresas ajenas a la compañía.

Telefónica está remitiendo un escrito a sus abonados informando de que tratará sus datos personales, junto con los de facturación telefónica, para enviarles publicidad de terceras empresas, si el usuario no se opone por carta en el plazo de un mes. Estas prácticas incumplen el Real Decreto 1.736/1998, de 31 de julio, que desarrolla lo establecido en la Ley General de Telecomunicaciones.

La información sobre millones de consumidores que maneja Telefónica de España resulta de enorme interés para el sector publicitario ya que la edad, sexo y dirección cruzados con los hábitos de consumo telefónico pueden ser reflejo del nivel adquisitivo de los usuarios, e incluso sus tendencias potenciales de compra.

De llevarse a cabo esta pretensión, clientes cuyas facturas reflejen la marcación de nodos de acceso a Internet, o tengan contratados servicios de ADSL, podrían recibir próximamente publicidad de empresas ajenas a la compañía de telefonía y relacionadas con la seguridad y la domótica en el hogar. Así lo ha confirmado la propia Telefónica a FACUA, en un escrito en el que pretende cargar de buenas intenciones su nuevo negocio publicitario, argumentando que "con esta iniciativa no se persigue otra cosa que progresar en el desarrollo de la Sociedad de la Información mediante la promoción de nuevos usos de la banda ancha en campos de interés social".

La empresa indica a la Federación que el "eventual tratamiento interno" de los datos de facturación de sus clientes "tendría como objeto identificar el tipo de productos que mejor se adapten a las necesidades de un determinado usuario en función de la utilización habitual que éste hace de sus telecomunicaciones". O lo que es lo mismo, advierte FACUA, seleccionar una cartera de clientes potenciales a la medida de cada anunciante. Por ejemplo, los usuarios que realizan frecuentes llamadas internacionales podrían ser especialmente atractivos para agencias de viajes y academias de idiomas.

Rubén Sánchez. FACUA

www.facua.org