¿En qué se parecen el partido político Podemos y el grupo editorial PRISA? Pues que cuando peor les va más relevantes se vuelven. Podemos nunca tuvo tanto poder como ahora, cuando sus votos son menos y sus diputados han caído hasta el cuarto lugar. Prisa está en quiebra y los editoriales de El País ya no asustan a nadie, pero es hoy cuando se ha convertido en el más duro objeto de deseo.

La última, según fuentes del accionariado de PRISA, Pedro J. Ramírez, director de El Español, se postula y perfila como el próximo director de El País, además de accionista. No es de extrañar que Juan Luis Cebrián se suba por las paredes con artículos en el propio diario global. Es igual, ahora Ramírez está mejor visto en Moncloa que Cebrián… cosas veredes.

Lo cierto es que Pedro J. Ramírez, canta por todo Madrid sus actuales buenas relaciones con Pedro Sánchez y sus tradicionales buenas relaciones con la presidenta del Santander, Ana Botín.

¿La venta de Santillana es un éxito? Reduce deuda y ofrece liquidez pero ¿queda algo en Prisa que aporte fondos?

Tengan en cuenta que Pedro José sería un hombre de consenso entre Pedro Sánchez y Ana Botín, que otra vez andan a la greña por dos razones: Podemos y PRISA. Botín sabe que en su mundo no pueden aceptar la radicalidad podemita. Sin embargo, al Sanchismo le encantan los exabruptos de Iglesias: así reluce más el estadista moderado, o así, Pedro Sánchez.

Además, a Botín le empieza a gustar eso de tener un periódico a su disposición. Incluso agradecería una actitud más diligente de la Telefónica de Pallete quien, como ya hemos dicho, de buena gana se libraría de su 10% en PRISA.

Por cierto, Hispanidad adelantó que los Migueles, los socialistas Miguel Contreras y Miguel Barroso, estaban dispuestos a comprar el 10% de Telefónica en PRISA con la idea de hacer TV y con el apoyo financiero de Jaume Roures. Pues bien, el pequeño problema surgió cuando comunicaron a la operadora que lo querían gratis. Y Jaume Roures asusta hasta en Moncloa.

En el entretanto, Miguel Contreras y Miguel Barroso pretende comprar el 10% de Telefónica en PRISA gratis. Les han dicho que no. Y Jaume Roures asusta al PSOE

A Iván Redondo no le gusta el actual presidente Javier Monzón. Al mismo tiempo, el Santadner acabará por embargar el 7% del capital en poder de la familia Polanco. Ahora bien, si el pulso con Moncloa se mantiene, Botín podría aliarse con el fondo Amber, que asegura controlar, con César Alierta dentro -¿o no tan dentro?-, un 40% de PRISA.

Por cierto, ¿la venta de Santillana es un éxito? Reduce deuda y ofrece liquidez, pero ¿queda algo en PRISA que aporte fondos?