• El siguiente paso será pedir un puesto en el Consejo.
  • La segunda esposa de José María Entrecanales de Azcárate ya vuela sola como empresaria.
  • En el Consejo de Acciona, además de José Manuel y de Juancho, están sus respectivos hijos, Daniel y Javier.
Para situarnos: los hermanos José María y Juan Entrecanales de Azcárate, hijos de José Entrecanales Ibarra, asumieron el mando de Acciona en 1970. Entonces, la empresa se llamaba Entrecanales y Távora. Pero no nos vamos a detener en los detalles. Sólo nos fijaremos en las dos ramas familiares que son, al final, quienes están dirigiendo la compañía. José María, fallecido en 2008, a los 75 años de edad, se casó dos veces -este dato es muy relevante-. La primera, con Blanca Domecq, con la que tuvo seis hijos: Blanca, José Manuel -actual presidente de Acciona-, Bruno, Daniel, Álvaro y Fernando. Al cabo de los años se volvió a casar, esta vez con María Marsans, nieta del fundador de Viajes Marsans, protagonista de esta historia (en la imagen), con la que tuvo dos hijos. Por su parte, Juan tuvo tres hijos: Juancho -actual vicepresidente de Acciona-, Inés y María. Tal y como hizo el patriarca familiar en 1970, José María y Juan cedieron en sus hijos la Presidencia y la Vicepresidencia de Acciona. En otras palabras, la segunda generación de Entrecanales se hacía cargo del negocio. Era el año 2004. ¿Qué ha ocurrido ahora? Un hecho relevante remitido el viernes 26 de enero a la CNMV (véalo aquí) ha revuelto el patio que, dicho sea de paso, estaba relativamente tranquilo. A Juancho siempre le ha tirado más el negocio constructor -y no le ha ido mal- mientras que José Manuel se ha decantado por lo verde, lo ecologista.  Perdón, la energía. Además, Juancho nunca ha sido tan ambicioso como José Manuel, de la misma manera que su padre, Juan Entrecanales, dejó hacer como mandamás de la compañía a su hermano José María, padre del actual presidente. Ahora, sin embargo, a la pugna entre los primos se ha unido un tercer elemento: María Marsans, que ya vuela sola como empresaria y con buenos resultados. Entre otras, es dueña de la finca La Verdosa (Toledo), sede de Bodegas Arrayán, y fundadora de Papelmanía. El meollo del asunto está en los dos párrafos finales del hecho relevante mencionado, que dicen lo siguiente: "El Grupo familiar de D. José María Entrecanales de Azcarate, con la finalidad de racionalizar la gestión y dirección de su participación, actualizando y simplificando su estructura de gobierno, ha llevado a cabo una reorganización interna en virtud de la cual La Verdosa SL ha devenido titular directa del 5,31% de ACCIONA. Los términos del mencionado Pacto Parasocial de Estabilidad (pacto del 15 de julio de 2011), al que está adherido La Verdosa, SL, no se han modificado, manteniendo cada uno de sus firmantes plena libertad de voto sin que, por tanto, exista concertación alguna en cuanto a la gestión de ACCIONA". Es decir, no ha cambiado nada y el hecho relevante se podía haber evitado sin ningún problema. No era necesario. ¿Por qué se envía? Para hacer notar la presencia de La Verdosa (María Marsans), que posee el 5,31% de la compañía y para dejar claro que no hay sindicación ni compromiso alguno entre las acciones de la viuda Marsans y de su hijastro José Manuel. Lo lógico sería, por tanto, que el siguiente paso fuera exigir un puesto en el Consejo de Administración. Consejo que actualmente cuenta con once miembros. A los ya mencionados José Manuel y Juancho, hay que añadir a sus hijos Daniel Entrecanales Domecq (hijo de José Manuel) y a Javier Entrecanales Franco (hijo de Juancho). Los Entrecanales poseen el 53,9 de Acciona a través de las sociedades Tussen De Grachten BV (27,8%) y Wit Europese Investering, BV (26,1%). Pero ojo, María Marsans deja claro su independencia hacia su familia política y, en particular, hacia el presidente, José Manuel Entrecanales. Próxima parada: entrada en el Consejo. O si no, alianza con otros consejeros... o comprar en bolsa. En cualquier caso, el divorcio estaba servido y ahora escenificado. Pablo Ferrer pablo@hispanidad.com