Sr. Director:

Constantemente me pregunto si el Articulo II del Titulo preliminar de la Constitución es algo que se puso allí, para no cumplirlo, ya que según dice se fundamente en la indisoluble unidad de la Nación Española, patria común e indivisible de todos los españoles.

 

Pero, ¿lo cumplen todos los españoles? Desde luego absolutamente no, empezando por el agónico gobierno que tenemos. ¿Quién dio pié a que los catalanes aspiren a su independencia? El Gobierno de Zapatero; ¿quién nombró a los jueces del Tribunal Constitucional que permitió que unos criminales de ETA apoyados en el nombre de Bildu hoy estén dominando el país Vasco? Zapatero y su Gobierno. ¿Quiénes dieron el chivatazo a ETA para evitar  la detención de etarras en el Bar Faisán? Unos señores de la Policia hoy procesados y que son García Hidalgo, Pamies y Ballesteros. ¿Y de quién dependían estos señores? Del ministro del Interior en aquellos días la mano derecha de Rubalcaba, el innoble que conocía lo del Gal, el que conocía el proceso de paz con ETA, el del caso Marey y Gürtel.

Este individuo que ha sido el benefactor de ETA que gracias a él hoy gobiernan en el País Vasco y los que  hoy mismo pedían la Independencia del País Vasco, ignorando que en el año 920 quedó incorporado al Reino de Navarra, después de haber sido echados de las montañas en el s.VI por los visigodos, por lo tanto los vascos son tan españoles como los andaluces o los castellanos, que por cierto en el siglo XIII se unieron a Castilla. Les ocurre lo que a los catalanes que piden la independencia por la ignorancia de muchos y ganas de medrar de otros.

Y lo que están cometiendo se llama Traición pues esto es lo que están haciendo al contravenir lo ordenado en Artículo 9 de nuestra Constitución. Pero no sólo los individuos  de estas regiones están cometiendo Traición sino también los gobernantes que por su dejadez o su inicuidad están dejando que España se esté rompiendo.

Y no solo estos sino también la ministra de Defensa que quiere que el Ejército sea el que quería Azaña. Pues no señora. Las Fuerzas Armadas tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional. Y también están traicionando a nuestra Patria los Altos Jefes de las Fuerzas Armadas que ignorando aquello de "Tener un gran amor  a la Patria, exteriorizado en todos los actos de su vida" lo han olvidado para seguir como perros falderos a esa ministra  nacionalista cuyo odio a todo lo que se refiera a las Unidades Armadas es manifiesto. Más le valdría traer a las Fuerzas que tenemos en Afganistán en esa misión de paz pero que mueren nuestros hombres en misiones de guerra, porque a lo peor el día menos pensado, Dios no lo quiera, van a hacer falta en el Pais Vasco y Cataluña para evitar su independencia.

Esperemos que algún día lleguen al gobierno, políticos honrados que eliminen los que de la política se sirven para medrar y nombren otros que sirvan para engrandecer a Nuestra Patria.

Mariano Cañas