• A Rajoy: "Permítame recordarle que el PP fue fundado por siete ministros de la dictadura".
  • A Pedro Sánchez: "No vuelvan a tratar de engañarnos, trátenos como a un socio y con respeto".
  • A Albert Rivera: "Representa usted a la peor de las ideologías porque no tiene más bandera que estar cerca del poder".
  • A Felipe González: "Tiene el pasado manchado de cal viva".
  • Y, tras mencionar a Millán Astray, ha acusado al portavoz de Ciudadanos Juan Carlos Girauta de "estar poniéndose nervioso".
En el turno para el comunista de Podemos Pablo Iglesias (en la imagen) ha comenzado su intervención saludando en todos los idiomas. «Señorías, decir la verdad y tener principios se ha convertido en algo extraño, y parece que la política es el arte de la mentira. Permitidme que reivindique la política como el arte de cambiar las cosas», comienza Iglesias. Pablo Iglesias arranca con homenajes a fallecidos por motivos políticos durante la dictadura de Franco hace.... 42 años. Ni una palabra sobre la población que lo está pasando mal económicamente hoy". «Para gobernar con ustedes les exigimos y les exigiremos siempre garantías. La fortuna quiso darle la posibilidad de gobernar un gobierno histórico que corrigiera la desigualdad. Pero usted prefirió escuchar la voz de los poderosos que le decía: "Con Podemos no"», ataca también Iglesias a Sánchez, a quien le ha dicho que respeta profundamente las siglas de su partido, por quien lo fundó. "No vuelvan a tratar de engañarnos, trátenos como a un socio y con respeto". Pero Pablo Iglesias carga contra todos. A Mariano Rajoy y el PP: «algunos de ustedes sin hijos del totalitarismo, permítame recordarle que el PP fue fundado por siete ministros de la dictadura». «Son los convidados de piedra en esta investidura», le critica. "¿Tienen ustedes a un Mario Monti guardado en la nevera?", le pregunta. "Permítame recodarle, Rajoy, que su partido, el que ha hecho de la corrupción y la injusticia una forma de gobierno, fue fundado por 7 ministros de la dictadura. Ustedes son los responsables de que la corrupción y la injusticia se hayan convertido en la mayor vergüenza de España". A Albert Rivera: «Representa usted a la peor de las ideologías» porque «no tiene más bandera» que estar cerca del poder. Continúa Iglesias arremetiendo contra Rivera: «Lea usted El Príncipe, le gustará reconocerse. Además de Suárez, empiece usted a admirar a César Borgia. Para ser un borgia, además, hay que ser valiente, no solo astuto». Luego, le ha aconsejado a Pedro Sánchez: «Desconfíe de los consejos de aquellos que tienen manchadas sus manos del cal viva», «el suyo fue con diferencia el peor resultado jamás obtenido por un candidato socialista». Luego se ha acordado de los desahuciados y las clases bajas: «El sufrimiento de nuestra patria se mide con cifras: los recortes del PP» y reprocha a Sánchez que no quiera derogar las reformas de Rajoy. Pablo Iglesias luego ha entrado en el mercado laboral. «Lo que están haciendo ustedes es ceder a la presión naranja y dar carta de naturaleza al fraude laboral, no se extrañe si algún día le piden que entregue la S (socialista) y la O (obrero) de sus siglas». Califica a Ciudadanos de «naranja mecánica». «Yo no traiciono a mi gente», «nunca podrá usted reprocharme no haber sido claro y sincero con usted desde el principio», critica Pablo Iglesias a Pedro Sánchez. «Hoy podríamos tener ya un gobierno si usted hubiera formado en formarlo con nosotros» carga contra él mientras le recomienda: «cuídese de la naranja mecánica ha sido usted un socio muy hábil que no dudará en entregarle al PP». Y ha añadido: «Hoy le vuelvo a tender la mano para pedirle que tras este fracaso negocie con nosotros un programa de cambio real, por las gentes, los votos dan y usted lo sabe. No vete abstenciones y acabe con las líneas rojas, deje de escuchar los cantos de sirena que le llevan al naufragio», le ruega antes de pedirle: «rectifique y trátenos como un socio, no vuelva a tratar de engañarnos». Con las palabras «libertad, justicia, democracia», se despide. Tras la réplica de Sánchez, volvía Pablo Iglesias a la tribuna: «Si se repitieran las elecciones, ya que usted tiene tantas ganas de debatir, será un placer hacerlo con usted. Nunca se ha atrevido usted a hacerlo conmigo cara a cara». «Le pido, como parlamentario, que debata conmigo. Ha hecho usted una cosa hoy que es grave, utilizar la memoria de las víctimas del terrorismo para atacar a un rival político. Es una actitud lamentable para alguien que quiere ser presidente del gobierno. Ha hecho usted otra cosa que le vuelve a asemejar con el Partido Popular. Ha utilizado usted Cataluña, lo mismo que hizo el PP para tratar que no debatamos en lo fundamental que nos diferencia», continúa Pablo Iglesias. «Esta tribuna es para presentar un programa de Gobierno no para presentar una campaña electoral» y le echa en cara que «traiga de casa los papeles» escritos, ha añadido. El comunista luego volvía a la tribuna de oradores con su tono más duro, acordándose del ex presidente del Gobierno socialista Felipe González: «El problema es que a usted le han prohibido gobernar con nosotros. Se lo ha dicho Felipe González que tiene el pasado manchado de cal viva», provocando las protestas de la bancada socialista a lo que Iglesias responde «vamos a decirles las verdades a la cara». También ha mencionado al fundador de la legión, Millán Astray, y tras ello, ha acusado al portavoz parlamentario de la formación naranja (Ciudadanos), Juan Carlos Girauta, de «estar poniéndose nervioso». Andrés Velázquez andres@hispanidad.com