• Dicho de otra forma, comprar Abertis es la forma más barata de comprar Cellnex.
  • El presidente, Tobías Martínez, no lo dice, pero parece claro que la opa infravalora el potencial de crecimiento de Cellnex.
  • Y todos los directivos, tanto de Abertis como de Cellnex, quieren que la opa la gane Atlantia.
  • La tecnológica de Abertis es el título del Ibex 35 que mejor se ha comportado en bolsa durante 2017.
  • Su capacidad de crecimiento en ingresos le permite mantener un beneficio rácano. Los inversores crecen en Cellnex.
Tobías Martínez (en la imagen) se ha convertido en el presidente y Ceo de Cellnex, aunque ahora ha nombrado a su propio número dos, Lluis Deulofeu. Pero de alguna manera permanece en los dos cargos: sustituye a Francisco Reynés, que ha abandonado su puesto en Abertis, por tanto en Cellnex y será el primer ejecutivo. Ojo, si llegan los italianos de Atlantia y quieren colocar un presidente, seguro que Tobáis se queda. ¿Cambios en el Consejo anunciados el pasado jueves? Nada importante. Tanto Carlos del Río, director general que lleva Abertis en Italia, como Del Río, que lleva las autopistas en Brasil) son dominicales. En definitiva, gente de quita y pon en el caso de gane Florentino… o de  que ganen los italianos. A ver, seamos francos, todos los directivos de Abertis-Cellnex quieren que la opa ganadora sea la italiana. Dicen que si llega Florentino por la puerta saldrán todos por la ventana, cosa que, consideran, no pasará con Atlantia. Pero hay más. Recuerden que el Ceo del grupo Benetton, los que mandan en Atlantia, se llama Marco Patuano. Conoce Cellnex, muy presente en Italia, porque Patuano fue el Ceo de Telecom Italia, sabe de telecomunicaciones y, encima, casi la tercera parte del negocio de Cellnex está en Italia. Pues bien, Patuano muy fino él, dijo que si de él dependiera, aconsejaría a Atlantia que no vendiera Cellnex. Considerando que son los Benetton quienes mandan en Atlantia, no está mal la cosa. Y eso que da la impresión de que ninguna de las dos ofertas sobre Abertis valoran el potencia le crecimiento de Cellnex. Da la impresión de que no. Dicho de otra forma, Abertis puede crecer pero no al mismo ritmo que su retoño Cellnex. Comprando Abertis compras Cellnex. Tobías Martínez, el presidente, no quiere opinar pero tengo la convicción de que él piensa que no, que no se está valorando. Es más,  que al menos los italianos, no sé ACS, opan a Abertis pero piensan en Cellnex… también. ¿Y en cuanto a la especialización? El sueño de Cellnex es Vamos con las cifras. Empecemos por el final: una empresa nacida anteayer, que ayer entró en el Ibex 35 y durante 2017… se ha revalorizado un 50%. Lo de las atorres de comunicación funciona. Porque la información también tiene su infovías, y la terrestre ha vencido al satélite; al menos a día de hoy, le ha adelantado. ¿Qué es lo sorprendente de Cellnex? Pues lo sorprendente es una inversión de 1.200 millones de euros que supera a unos ingresos que no llegan a 800. ¿Y entonces? Pues entonces es que Cellnex ya tiene comprometidos, ya ha conseguido, más menos, ingresos previstos por 16.000 millones de euros. Y lo más importante, el Ebitda crece al 22%. En este sentido, un apalancamiento alto, que lo es, no preocupa, salvo que los tipos de interés se dispararan. Y ni aun así, porque la capacidad de generación de fondos es grande. Y al final poco importa lo que debe si el Ebitda funciona (sin pasarse, claro está). Por cierto, los sueldos de los directivos de Cellnex no son muy altos, sin embargo, un 5% de los votos presentes en la Junta de Accionistas celebrada en 2017 dijeron no al salario de sus directivos. Y eso que Cellnex va como un tiro. Para mí que los directivos van a tener que andarse con mucho cuidado a la hora de fijarse sus retribuciones. En todo el Ibex 35 y parte del extranjero. Eulogio López [email protected]