Afectará a los patrimonios de más de 700.000, unas 160.000 personas

 

Rubalcaba explicó con toda tranquilidad que la idea de reactivar el impuesto sobre el patrimonio había sido suya. Desde el PP tuvo que ser Esperanza Aguirre quien llamara la atención sobre el hecho de que el candidato del PSOE diera órdenes al presidente del Gobierno.

Después llegó el ir y venir de cifras y zancadillas sobre el límite de la exención y la forma de aplicarlo, así como sobre cuántos contribuyentes estarían afectados.

Finalmente, el Gobierno se ha aclarado y ha anunciado que el impuesto afectará a patrimonios superiores a 700.000 euros con una exención de 300.000 euros por vivienda habitual. El total de contribuyentes se calcula en 160.000 y la recaudación ascenderá a 1.080 millones de euros, según explicó Elena Salgado.

Mariano Tomás

[email protected]