• Broadcom quiere adquirir Qualcomm y protagonizar la mayor compra tecnológica: trasladará su sede de Singapur a Delaware (EEUU).
  • Pero Qualcomm se resiste y EEUU ve un riesgo de seguridad nacional, además los reguladores podrían poner pegas.
  • Ya es líder en procesadores para móviles… Le preocupa más el fallo de seguridad y la multa de Bruselas.
  • Intel, también afectada por el fallo de seguridad, reina en el mercado de chips, aunque AMD gana cada vez más terreno.
  • En términos generales, los grandes de los chips son: Intel y Samsung, pero si al final se unen Broadcom y Qualcomm no les arrebatarían sus puestos.
La posible fusión entre Broadcom y Qualcomm es una gran operación en el complejo mundo de los chips, del que tanto dependemos hoy día… Pero ojo, pues lo que está en juego es sólo el tercer puesto del mercado a nivel mundial. La estadounidense Broadcom quiere hacerse con la también estadounidense Qualcomm y protagonizar la mayor compra tecnológica de la historia. Todo ello, casi tres años después de ser comprada por Avago. Ahora, Broadcom tiene su sede administrativa en California y la corporativa en Singapur, pero para facilitar la operación con Qualcomm ya ha anunciado que trasladará esta última a Delaware. Pero Qualcomm se resiste y llegó a rechazar la oferta al considerarla insuficiente. Por su parte, EEUU le ordenó retrasar su junta de accionistas y ahora ve un riesgo de seguridad nacional, según ha señalado la Comisión de Inversiones Extranjeras: si Qualcomm se debilita, China (por ejemplo, compañías como Huawei) podría aprovechar para expandir su influencia, sobre todo, en 5G. Además, las autoridades regulatorias antimonopolio podrían poner pegas a la operación. Claro que Broadcom ha prometido que convertiría a EEUU en líder en 5G y crearía un fondo para formar a futuros ingenieros con el fin de llevarse el gato al agua. Qualcomm ya es líder en procesadores para móviles, pues tiene el 42% de cuota, según Xataka, especialmente por el éxito del Snapdragon 835, construido por Samsung. Supera a Apple y MediaTek (ambos con un 18%) y al resto de fabricantes (22%), entre los que figura Samsung, que también fabrica para Qualcomm. Asimismo, conviene destacar que al fabricante de chips estadounidense le preocupa más el fallo de seguridad y la multa de 1.200 millones de dólares (973 millones de euros) que le impuso Bruselas por su pacto con Apple. Intel también se ha visto afectada por el importante fallo de seguridad citado, el cual supone que los procesadores tienen una gran vulnerabilidad y son susceptibles a malware y diferentes tipos de ataques maliciosos. La compañía sigue echando balones fuera y señalando a otros fabricantes (AMD, Qualcomm o ARM, entre otros), pero lo cierto es que afecta a todos… Paralelamente, Intel no teme perder su posición de rey en el mercado de componentes para ordenadores (sobremesa y portátiles), pero AMD gana cada vez más terreno: ha llegado a una cuota del 56% en Alemania por el éxito de su procesador Ryzen, según El Independiente, y tiene una alianza con Qualcomm. En términos generales, los grandes de los chips son: Intel y Samsung, seguidos de Qualcomm y Broadcom. Pero si al final llega a buen puerto la fusión de los dos últimos no lograría arrebatarles ningún puesto: sólo se convertiría en el tercer mayor fabricante de chips, algo que ya ostenta Qualcomm en solitario. Por cierto, es difícil que aparezca alguien capaz de hacer sombra a estos gigantes porque hacer un chip competitivo en el mercado cuesta entre 15 y 20 años. Y es que aunque China es el mayor productor de silicio (materia prima para fabricar chips) del mundo, le falta conocimiento de la tecnología. Cristina Martín [email protected]