• Aunque el Gobierno nunca contempló esa alternativa.
  • El ministro de Industria añade que la subida "también (afecta) a la administración pública, ya que una parte se financia con cargo a los Presupuestos".
  • Al final, los consumidores siempre pagamos el pato: según ABC, el recibo de la luz es un 63,5% más caro desde el inicio de la crisis.
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (en la imagen), ha asegurado este miércoles en el Congreso que si el Gobierno no hubiera aprobado el conjunto de medidas para frenar el déficit tarifario en los casi dos años que van de legislatura, el precio de la luz que abonan los consumidores habría subido un 42%, y ha asegurado que "esa alternativa nunca la contempló el Gobierno".

Soria ha explicado que ante la acumulación permanente del déficit tarifario año tras año, el Ejecutivo "sólo tenía dos alternativas: o adoptar medidas regulatorias para frenar el incremento del déficit de tarifa anual y aumentar la competitividad, o aumentar los precios al consumidor en aproximadamente un 42%".

"Optamos por la primera opción, adoptar un conjunto de medidas que afectan a los consumidores, porque es verdad que han subido los precios, pero también (afecta) a la administración pública, ya que una parte se financia con cargo a los Presupuestos, y a los operadores del sistema, tanto de energías del régimen ordinario como del régimen especial. Es verdad que la alternativa era subir los precios más de un 40%, pero esa opción nunca la contempló el Gobierno", ha añadido.

El diario ABC aseguraba este miércoles que el recibo de la luz es un 63,5% más caro desde el inicio de la crisis. Lo que quiere decir que, al final, siempre somos los consumidores los que pagamos el pato.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]