• El presidente prosigue en su estrategia de "sostenella y no enmedalla".
  • Sigue enarbolando la balanza comercial  y la bajada de la inflación como un gran triunfo, y, salvo en el caso del paro y del crecimiento, se siente "moderadamente satisfecho".
  • Ha intervenido en un acto del Instituto de Empresa Familiar, donde ha sido presentado por Entrecanales, el mismo empresario que amenaza con denunciarle por la disminución de las primas a las renovables.
  • Pide a los empresarios que sean competitivos en materia de precios, sigan donde están y hablen bien de España.
  • Un día antes el presidente dijo: "Soy conciente de que hay gente frustrada, pero sabemos lo que hacemos".
  • Ha lanzado un guante a la oposición: pide su colaboración para el sostenimiento del sistema de pensiones.

El presidente de Gobierno ha clausurado la Asamblea Anual de Socios del IEF, Instituto de Empresa Familiar,  donde ha sido presentado por su presidente, José Manuel Entrecanales, quien ha pedido al Gobierno una racionalización del "complicado sistema de contratos" y ha valorado las reformas del Gobierno-no la energética, porque ha amenazado en la Junta de Accionistas con demandar al Ejecutivo por la disminución de las primas a las renovables. 

Lo que sí ha dicho es que "por fin se ha dado solución, con acierto, a la mejora de la flexibilidad interna".

Mariano Rajoy, visiblemente tenso, ha repetido el mismo discurso que lleva enunciando toda la semana, incluso el pasado domingo, cuando dijo que  era "conciente de que hay gente frustrada, pero sabemos lo que hacemos".

El presidente ha manifestado que se siente "profundamente insatisfecho" con las cifras de crecimiento y con las de paro pero sigue enarbolando los datos de exportación y de la inflación como un gran éxito. Aparte del dato del paro, el horizonte que se vislumbra le ayuda a mostrarse "moderadamente satisfecho". Lo que se dice… 'sostenella y no enmendalla'.

Lo más interesante de su intervención quizás ha sido el guante que ha lanzado a la oposición para que de verdad se implique en el sostenimiento de las pensiones para llegar a un acuerdo y aprobar las reformas que se planteen en el Congreso.

Por lo demás, ha pronunciado algunas frases para la historia:

"Hay cimientos suficientes para que la economía española se recupere" y ha añadido que "tenemos un reto difícil y no vamos a parar hasta convertirlo en una historia de éxito". La recompensa: "un horizonte de crecimiento económico". De momento, pide a los empresarios "que sean competitivos en materia de precios, sigan donde están y hablen bien de España".

Sara Olivo
[email protected]