Interesante artículo el que nos remite un comunicante. Por supuesto que la depresión es la enfermedad del siglo XXI y por supuesto que va a más.

Ahora bien, ¿por qué le llaman depresión cuando están hablando de desesperanza? Para vivir hay que darle un sentido a la vida, según el principio de Viktor E. Frankl: Quien tiene una razón para vivir, acabará por encontrar el cómo.

El hombre sólo necesita tres cosas para ser feliz: fe, esperanza y amor. Si se le niega el peso a las tres, especialmente a la esperanza, entonces simplemente la depresión no tiene solución.

Eulogio López

[email protected]