• El ministro de Exteriores español les pidió "concesiones y generosidad mutua" para hacer posible "un frente común de negociación" que servirá "en el camino de la paz".
  • Además, les explicó que España asistirá "como parte y país interesado en la solución" del conflicto sirio a la conferencia de Ginebra II que tendrá lugar el 22 de enero. 
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo (en la imagen), se reúne desde ayer jueves en la sede de Casa Árabe en Córdoba con los miembros de la oposición siria que celebran en la ciudad andaluza una reunión de consultas.

Esta reunión sigue a la que se celebró en mayo de 2013 en Madrid, y participan en ella unas 130 personas que proceden de muy diversos ámbitos de la oposición moderada, y han venido tanto desde el interior -alrededor de un cuarto de los participantes-como del exterior del país.

Los participantes son miembros de diversos grupos moderados, como la Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y Revolución Siria, el Consejo Nacional Sirio, el Partido de Desarrollo Nacional,  de think-tanks, universidades, movimientos de la sociedad civil o son autoridades religiosas, así como representantes del Ejército Sirio Libre.

El ministro García-Margallo les ha transmitido un mensaje de honda preocupación por la evolución del conflicto sirio: más de 125.000 muertos, millones de refugiados y desplazados internos, y la proliferación de fuerzas extremistas con una elevada presencia de combatientes extranjeros, factor que dificulta enormemente el establecimiento de un alto el fuego.

Por ello, el ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación les ha pedido "concesiones y generosidad mutua" para hacer posible "un frente común de negociación" que servirá "en el camino de la paz". También abogó por "establecer fórmulas, mecanismos y soluciones" para que la ayuda humanitaria "llegue cuanto antes" y que se respeten los derechos humanos básicos. Asimismo, aseguró que la comunidad internacional está "moralmente obligada" a intervenir, aunque esa intervención tiene el "límite" de la "soberanía del pueblo sirio", y apuntó que de forma inmediata debe producirse un "alto el fuego".

Además, les explicó que España asistirá "como parte y país interesado en la solución" del conflicto sirio a la conferencia de Ginebra II que tendrá lugar el 22 de enero.

Tras esta reunión, cabe suponer que la candidatura del actual ministro de Exteriores para la presidencia de la CE -de la que informamos en Hispanidad- sale claramente reforzada.

Andrés Velázquez
[email protected]