El próximo lunes 13 se presenta en 'Madrid el libro Madre de Dios y Madre nuestra'. Termino hoy este serial sobre la obra de Santiago Lanús, editor argentino que, apoyado en un texto previo de un sacerdote español ha realizado, en mi modesta opinión, la mejor obra sobre apariciones marianas contemporáneas.

Ahora bien la obra tiene trampa. Su subtítulo alude a tres apariciones: Fátima, Ámsterdam y Garabandal (en la imagen). Pero lo cierto es que dedica más tiempo a la pequeña aldea del Valle del Nansa, San Sebastián de Garabandal, que a ninguna otra. Se trata de las revelaciones de la Virgen María a cuatro niñas de esta pequeña población cántabra entre 1961 y 1965. ¿Diferencias entre Garabandal y Fátima

GarabandalLa primera, Fátima, ha sido aprobada por la Iglesia desde sus inicios, mientras Garabandal no. Entiéndase, hablo de aprobación oficial. Los obispos de Santander especialmente dos de ellos, arremetieron contra Garabandal aún con más encono de lo que lo hicieron los obispos de Mostar contra los videntes de Medjugorje.

Sin embargo, como también ocurrió con en la aldea bosnia veinte años después, resulta que el Vaticano cree más en Garabandal que los obispos de Cantabria. Ejemplo: Conchita González, la vidente más conocida de Garabandal, y la que más persecución ha sufrido por parte de los clérigos reticentes, fue recibida -lo cuenta el libro-, por el Papa Pablo VI, quien le dijo: "Conchita yo te bendigo y conmigo te bendice toda la Iglesia". Podríamos añadir: ¿Toda

Además, Pablo VI concedió su bendición apostólica la obra de difusión de los mensajes de Garabandal.

No olvidemos que, en todo lo referente a fenómenos místicos, es el obispo de lanza quien tiene la última palabra. Si el obispo da pie a pensar que estamos ante una farsa o una locura, el Vaticano calla y asiente. Pero no al 100 por 100. Y para ser más claros, el propio Pablo VI meses después de en la entrevista con Concepción González decidió suprimir la censura eclesiástica de todo tipo de apariciones. Es decir, que se podía hablar, publicar, acudir a los lugares de aparición, todo, sin licencia eclesiástica. Lo único para lo que aún se necesita permiso del ordinario es para oficiar la Eucaristía.

Garabandal es conocida, sobre todo, por la 'troika' que, desde entonces, ha constituido la piedra angular de todos los convencidos de que el fin del mundo, o el juicio de las naciones, está próximo, quizás guiados por las señales que el propio Cristo ofrece en el capítulo 24 de San Mateo. Esa troika se compone de tres elementos: aviso, milagro y castigo, tres elementos que también se repiten -aunque aquí las fuentes matizan- en Medjugorje (en la imagen). Para ponerlo más interesante, resulta que la vidente Conchita, que hoy cuenta 63 años, fue advertida la fecha del milagro.

santuario medjugorjeGarabandal es, además, una aparición 'fallida'. Fátima se ha convertido en el principal santuario mariano del mundo y Medjugorje en la capital mundial de la confesión. ¿Por qué Pues puede pensarse que por que las cuatro videntes no respondieron a la llamada misionera que implica toda revelación mariana. En otras palabras, las cuatro videntes, Conchita, Mari Dolores, Jacinta y Mari Cruz ni fueron todo lo fieles que deberían, e incluso llegaron a negar las apariciones, aunque después -una ya ha fallecido- todas se han ratificado en ellas.

Y resulta que la Virgen, como dice el prologuista del libro, el catedrático de Historia Javier Paredes, "ni Dios ni la Virgen hacen cosas raras ni vanas".

Termino con una experiencia personal. Cuando en 2011 se cumplía el quincuagésimo aniversario de la primera aparición, visité Garabandal. Como el intrépido reportero que soy, formulé la misma pregunta a los 'indígenas' del lugar, especialmente a los mayores: ¿Usted cree en las apariciones de la Virgen La respuesta fue casi calcada, en todos los casos, lo siguiente:

-Yo no necesito creer: yo sé lo que vi.

Eulogio López

[email protected]