Es la primera autocrítica de un banco especulador

El presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, sigue los pasos de Lord Turner quién afirmó que los productos especulativos de la banca son socialmente negativos.

Como ya informamos  en Hispanidad, los banqueros se resisten a llamar especulativos a los productos financieros que provocaron la crisis actual, nacida en 2007. Sin embargo, poco a poco, la verdad se abre camino dado que  el presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, sigue los pasos del presidente de la Autoridad de Servicios Financieros británicos, Lord Turner, al afirmar que la banca perdió el control sobre sus productos exóticos.

Estas declaraciones del presidente del banco de inversión estadounidense no dejan de ser un mero eufemismo, ya que parece que los banqueros  tienen alergia al concepto especulación. Por ello, con la afirmación anterior, el presidente de Goldman Sachs reconoce que su compañía, junto a los demás bancos de inversión y alguna aseguradora y fondos, perdieron el control sobre sus propios productos especulativos y que esta fue la causa que desencadenó la crisis financiera de 2007, que se extendió y provocó la mayor crisis de la economía real de la historia.

Es evidente que Blankfein ha ocultado la palabra especulación en sus afirmaciones. Aún así, sus declaraciones marcan un hito, ya que es el primer especulador que hace autocrítica de sus actos y que, al menos, refleja cierto sentimiento de culpa por haber provocado la mayor crisis financiera de la historia.

Parece que estas declaraciones serán del gusto del Presidente de los Estados Unidos, Barack Hussein Obama, quién afirmó durante una entrevista que lamentaba la falta de arrepentimiento por sus actos de los banqueros de inversión y la falta de agradecimiento de las entidades inversoras a su Gobierno, dado que fue la administración del presidente demócrata la que llevó a cabo el gran plan de rescate financiero de los bancos de inversión y que les permitió retomar su actividad especulativa.

También el presidente de la entidad de inversión norteamericana ha afirmado que algunos de sus productos exóticos carecen de valor social o económico real. Con esto, quiere afirmar que sus productos especulativos no aportan nada a la economía real y que sólo les aportan liquidez a ellos.

Es una gran cura de humildad por parte de uno de los principales banqueros de inversión del mundo, eso sí, es poco probable que su banco reniegue de su actividad especulativa ahora que les hemos pagado entre todos los platos rotos.

Gabriel López

[email protected]