• Serán dos médicos 'independientes' quienes decidan si se permite el aborto. ¿Independientes de quién ¿Del abortorio Con lo fácil que es concertar con médicos sin escrúpulos…
  • Soraya. Estoy tan "cómoda" con la ley de aborto Gallardón como la estaba con la del 1985. Pero fue el padre de Gallardón quien la impugnó ante el TC.
  • Gallardón hijo, el ponente de esta burla, repite que en el aborto la mujer siempre es víctima, nunca culpable. Mentira, la madre que asesina a su propio hijo en sus entrañas es una miserable.
  • En el PP siguen convencidos de que los católicos sólo pueden votarles a ellos, así que se permiten el lujo de abofetearles.

Consejo de Ministros del 20 de diciembre. Aprobación de la reforma del Gobierno Rajoy sobre el aborto. ¿Cómo le resumiría la situación en España con el derecho a la vida Yo lo expresaría así: Cuando la bestialidad impera, el sensato parece un ultra y la verdad un extremismo.

Y en ese caldo de cultivo, la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen junto al ministro Gallardón), la más abortista y la más ambiciosa de los miembros del Gabinete, se muestra "cómoda" con la ley de aborto de 1985, la de Felipe González… la que ha provocaba 112.000 abortos en España.

Curiosamente, una ley que el PP, entonces AP, impugnó ante el TC… con José María Ruiz Gallardón, padre de don Alberto, con los papeles en la mano. 

Y ahí empieza el circo de la rueda de prensa de esta nueva tomadura de pelo del Gobierno Rajoy y su derecha pepera. Muy buena la pregunta del representante de El País al ponente Gallardón, a quien alabó todo lo alabable: ¿Es que no confía usted en las mujeres para decidir si deben abortar o no En otras palabras, el compañero quería saber por qué se les exige certificados médicos para permitirles abortar alegando peligros para la salud física o psíquica de la madre.

Es como si alguien preguntara al ministro de Hacienda, ¿es que no se fía usted de que lo que paga un contribuyente sea la verdad ¿Por qué existen inspectores del Fisco que hurgan en sus cuentas por si no ha pagado lo debido ¡Una vergüenza!

Pero no será el ministro Gallardón quien le lleve la contra a la progresía. Eso nunca.

Resumen: el Gobierno Rajoy ha aprobado su reformita sobre el aborto: vuelve a la ley de Felipe González de año 1985, al coladero para desaprensivas: doctor, doctor, hágame el aborto o sufriré de enormes depresiones.

Entonces va el ministro Gallardón y pone dos médicos que certifiquen si, en efecto, puede sufrir depresiones (peligro para la vida de la madre es tan, tan extraño, que ni se menciona por vergüenza torera). Naturalmente, pues bueno es Gallardón, serán dos médicos independientes quienes dictaminen. ¿Independientes de quién Me alegro de que me haga esa pregunta. Independientes del abortorio. Sólo faltaba. Pero lo más fácil del mundo es que esos grandes gestores desconocidos que son los miserables que se lucran con la gran matanza de inocentes (por cierto, el anteproyecto se aprueba en vísperas de los Santos Inocentes, y que llevan un tren de vida impresionante) se concierten con médicos sin escrúpulos que acepten, como hacen ahora, dar el visto bueno al infanticidio en todos los casos. De hecho, recuerden que, para las feministas, el simple hecho de no permitirle a una mujer que aborte a su hijo ya hace que peligre su salud psíquica. ¿Dónde tienen estas tipas las entrañas

En la misma línea, Gallardón el fraudulento -Soraya no quiso hablar de la reforma del aborto, se le queda corta- repitió que "la mujer no es sino víctima, siempre víctima. Pues no, señor Gallardón: la mujer que asesina al hijo en su entrañas es una miserable. Acabará siendo víctima, claro, pero lo mismo que el terrorista acaba siendo víctima de sus propias canalladas. La conciencia no duerme.

Aquí el único que es víctima, siempre víctima, siempre inocente y siempre indefenso, es el concebido. Su 'nasciturus', señor Gallardón.

En definitiva, otra burla del PP a providas y cristianos. Hace tiempo que la derechona española se convenció de que los católicos sólo pueden votarles a ellos, así que pueden permitirse el lujo de reírse de ellos.

¿Cuándo se acabará la era abortera Cuando se prohíba todo tipo de aborto, también el químico, y se ayude a las parejas a tener hijos, con un salario maternal y con atención sanitaria, así como cuando se legalice la ley de adopción. Porque lo suyo, señor Rajoy, es una estafa contra el derecho a la vida, sin el cual, el resto de derechos no existe.

Eulogio López

[email protected]