• La ley LGTBI propuesta por Podemos supone elevar a nivel nacional las leyes puestas en marcha en 11 autonomías, tres del PP.
  • Bajo el amparo de la no discriminación hacia este colectivo se impone la mordaza a todo aquel que se oponga a la ideología de género.
  • Y todo esto es posible gracias a la cobardía del PP de Mariano Rajoy.
  • Desde el Foro, explican que la nueva ley LGTBI ataca "a la libertad de pensamiento en materia de sexualidad".
  • Y piden a los partidos que "no se imponga una ley de parte a toda la sociedad española".
El Foro de la Familia, por fin, ha tomado partido ante la nueva ley LGTBI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales). Y lo ha hecho para recordar que la educación sexual de los hijos es cosa de los padres, pues son ellos quienes tienen el derecho para decidir en libertad al respecto de dicha materia. El objetivo de la nueva ley LGTBI presentada en el Congreso de los Diputados por el grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea no es otro que imponer la ideología de género y a golpe de sanciones, si es necesario. Además, si finalmente se aprueba, permitirá, entre otras cosas, la destrucción de libros y archivos homófobos. Esta nueva ley supone elevar a nivel nacional las leyes LGTBI que ya se han puesto en marcha en 11 autonomías de distinto color político. En concreto, en: tres gobernadas por el PP (Madrid, Galicia y Murcia), cuatro del PSOE (Baleares, Andalucía, Valencia y Extremadura), una de Junts pel Sí (Cataluña), una de PNV (País Vasco), una de Coalición Canaria (Canarias) y una de Nafarroa Bai (Navarra). Bajo el amparo de la no discriminación hacia este colectivo se impone la mordaza a todo aquel que se oponga a la ideología de género hasta ahora en 11 autonomías y pronto, en todo el país. Y todo ello será posible gracias a la actual cobardía del PP, que no ha dudado en favorecer al colectivo LGTBI en Madrid, Galicia y Murcia. Esto ya lo explicaron los obispos madrileños, a tenor de la normativa madrileña que impulsa Cristina Cifuentes. Desde el Foro de la Familia explican que la nueva ley LGTBI es un "ataque a la libertad de pensamiento en materia de sexualidad", según se recoge en el comunicado. Asimismo, denuncian que "consagra una visión de la persona conforme a la cual la percepción subjetiva de cada uno sobre su identidad sexual pasa a identificarse con la propia persona y su dignidad". De esta forma, cualquier discrepancia con dicha concepción se convierte en sancionable y perseguible como vejación o discriminación hacia las personas en las que el "sexo sentido" no coincida con el genético y el morfológico. "De aprobarse esta Proposición de Ley, quienes defiendan otra concepción de la sexualidad pasarán a ser sancionados y sus centros educativos o medios de comunicación  pueden ser clausurados", advierte el presidente del Foro de la Familia, Mariano Calabuig (en la imagen). Por ello pide a los partidos que "no se imponga una ley de parte a toda la sociedad española" y que los diputados tengan libertad de voto. Cristina Martín [email protected]