• El juez también dispuso la retención de las cuentas de Glas y la prohibición de enajenar sus bienes.
  • Pese a la orden de prisión preventiva... Glas no pierde su cargo de vicepresidente.
Los tentáculos del caso Odebrecht, el de la constructora brasileña que se dedicaba a sobornar a políticos, han llegado hasta Ecuador. El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas (en la imagen), fue detenido este lunes después de que un juez dictara prisión preventiva en su contra, en el marco de una investigación por asociación ilícita que llevan las autoridades locales sobre la red de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Glas, un ingeniero eléctrico de 48 años, se encontraba en su domicilio en la ciudad costera de Guayaquil cuando se dictó la orden de prisión preventiva, publicó Reuters. Glas estaba siendo investigado por la Fiscalía por supuesta vinculación en el caso de sobornos de Odebrecht y tenía prohibición de salida del país, pero la entidad encontró nuevas pruebas por lo que solicitó la prisión preventiva en su contra. El juez también dispuso la retención de las cuentas de Glas y la prohibición de enajenar sus bienes. Glas estuvo a cargo de los sectores estratégicos del país petrolero como ministro y vicepresidente en los últimos siete años y ha sido acusado de actos de corrupción por exfuncionarios de alto rango del gobierno de Rafael Correa, quien lo ha calificado como "un hombre honesto". La semana pasada, la Procuraduría se sumó a la acusación en contra del vicepresidente. La Fiscalía del país inició nuevas investigaciones contra el vicepresidente y otros acusados por nuevos delitos vinculados con el caso de Odebrecht. Glas, quien fue relevado de sus funciones cotidianas en agosto por el presidente Lenín Moreno por una supuesta falta de lealtad al Gobierno, también enfrenta la oposición de varios asambleístas de su movimiento político Alianza País, quienes han solicitado su renuncia. Pese a la orden de prisión preventiva, Glas no pierde su cargo de vicepresidente y se establece una ausencia temporal hasta que se emita una sentencia en firme. Glas ha insistido que no renunciará al cargo. José Ángel Gutiérrez [email protected]