• El exmandatario chileno ha llegado a decir: "Soy partidario de proteger la vida y la dignidad humana desde su concepción hasta la muerte natural.
  • Y, por lo mismo, soy también contrario a la eutanasia y la pena de muerte".
  • Y destacó que el aborto terapéutico es una contradicción: "Terapia significa sanar y aborto, matar".
El expresidente chileno Sebastián Piñera (en la imagen) logró el domingo una amplia ventaja en las primarias del bloque conservador para las presidenciales, lo que confirmó las encuestas que lo dan como favorito y muestra que tiene una sólida base para competir en las elecciones de noviembre, informa Reuters. Piñera, dueño de una de las mayores fortunas del país, venció en el bloque de centroderecha Chile Vamos al diputado Felipe Kast y el senador Manuel José Ossandón, con la promesa de duplicar el crecimiento económico y crear empleos. El expresidente, de 67 años, obtuvo un 58,12 por ciento de los votos en su pacto, seguido por Ossandón y Kast, con un 26,64 por ciento y un 15,25 por ciento, respectivamente, dijo el Servicio Electoral con más del 99 por ciento de las mesas escrutadas. Hay que recordar que Piñera habló recientemente sobre uno de los proyectos que actualmente está siendo discutido en el Congreso -promovido por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet- el del aborto por tres causales, y explicó que, para él, el aborto terapéutico es una contradicción: "Terapia significa sanar y aborto, matar", recogió Biobiochile. El expresidente dijo que "cuando la vida de la madre está en peligro, es evidente que es legal, legítimo y necesario que se apliquen todas las terapias médicas para salvarle la vida". Para Piñera, el objetivo "es salvarle la vida" pero "a veces, el producto no deseado es la pérdida de la vida del hijo. Por eso, hay una contradicción al hablar de aborto terapéutico: terapia significa sanar y aborto significa matar", dijo Piñera. El expresidente de la República ya aseguró durante su mandato –en 2011–que usaría el veto presidencial en caso de que se aprobasen algunos de los proyectos de ley que discutían el aborto terapéutico en el Congreso. "Soy partidario de proteger la vida y la dignidad humana desde su concepción hasta la muerte natural. Y, por lo mismo, soy también contrario a la eutanasia y a la pena de muerte", agregó Piñera, en una columna periodística desde que asumió la presidencia en marzo de 2010. José Ángel Gutiérrez [email protected]