• La Fed suspende el plan de capital del Santander Holdings USA, en los test de estrés, por la política de dividendo.
  • Es una nimiedad y hablamos de una filial, pero no impide un pequeño desgaste reputacional para el Santander.
  • El grupo español lo podría haber prevenido y con el ello haber evitado que quedara mal el nuevo responsable del banco EEUU.
  • Scott Powell sustituyó como consejero delegado de la filial a Román Blanco, Ceo de la división de banca minorista en el país.

Ya les contábamos, a raíz de cómo la banca europea se cabrea con el superregulador Obama y amenaza con irse de EEUU, que el Santander había nombrado a Scott Powell (en la imagen) consejero delegado de su filial americana, con efecto inmediato, en sustitución de Román Blanco. El objetivo era precisamente situar al mejor interlocutor, a juzgar por el currículum del que dio cuenta nota remitida a los medios, para hablar con los supervisores de la Reserva Federal (Fed). Sin embargo, no se ha encontrado, como quien dice, con el mejor 'saludo' tras el suspenso, este miércoles, en la segunda ronda de los test de estrés realizados por la Fed. No tiene mayor importancia. El suspenso no es 'global', pero le hace quedar mal y eso siempre supone un pequeño desgaste reputacional. Está claro, en cualquier caso, que el banco lo podría haber prevenido.  

La objeción puesta a la filial del banco español, Santander Holdings USA, afecta, en concreto, a su política de dividendos. La FED vuelve a poner objeciones al plan de capital, que se traducen en que la filial no podrá hacer pagos a la matriz hasta nueva orden. En otras palabras, el Santander tendrá que revisar sus planes de retribución a los accionistas.

En lo demás no hay objeciones. La filial del Santander aprobó las primeras pruebas de resistencia realizadas hace unos días y publicadas el 5 de marzo. La entidad superó el ratio de capital mínimo regulatorio del 5% exigido en el escenario económico más adverso. No quiere decir que estuviera mejor, sino simplemente que tiene más capital.

También superaron esa primera prueba los 31 bancos examinados. Y en la segunda prueba, como el Santander, la Reserva Federal ha rechazado también el plan de capital de la filial del Deutsche Bank. No ha puesto pegas a los otros 29 otros bancos, entre ellos la filial de BBVA, HSBC, Citizens, Citigroup, JP Morgan, Morgan Stanley o Goldman Sachs. No obstante, Bank of America deberá presentar otro plan estratégico para recaudar capital antes de seguir con sus planes de recompra de acciones y pago de dividendos.

Rafael Esparza

rafael@hispanidad.com