El futbolista francés Thierry Henry es el nuevo prescriptor publicitario de una importante marca de automóviles.

 

Le acompaña en el spot, la actriz británica Dita von Teese en el que posa desvestida. Es necesario recordar que para vender automóviles no es fundamental que se destape ninguna famosa estrella ya que el fin nunca puede justificar los medios.

Sin embargo, otra actriz gallega, Luz Casal, anuló su gira para rendirse a la cruel medicación contra el cáncer de mama. Ya recobrada intervino en un concierto benefactor en apoyo de la Asociación Española contra el Cáncer. Terminó su actuación con el himno Gracias a la Vida de Violeta Parra. La artista aclaró que la canción simbolizaba mejor que nada, los meses de combate para vencer sendos cánceres de mama.

Asimismo, los dos mejores tenistas del mundo, Rafa Nadal y Roger Federer, se han vuelto a enfrentar, en esta ocasión con fines humanitarios, para recolectar fondos.  Lo recogido se empleará en abrir el camino a la instrucción y al deporte  de los chiquillos africanos.

También, el jugador de baloncesto Pau Gasol, ha sobresalido por su lado solidario a lo largo de su trayectoria deportiva, colaborando con UNICEF. Recientemente ha sido distinguido con el Premio al Deportista Solidario.

Las burbujas navideñas llegaron de la mano de la cantante colombiana Shakira. Su caché de 500.000 euros fueron asignados a la Fundación Pies Descalzos, entregada a la custodia de la instrucción de los chiquillos más indigentes. La educación es el camino para dar un futuro digno a nuestros hijos. No lo he leído en libros, lo he visto con mis ojos; niños en la calle expuestos a todo tipo de violaciones, afirmó.

Por último, el mítico ciclista Lance Armstrong, que consiguió siete veces consecutivas el Tour de Francia, después de superar un carcinoma, licitará las bicis que le llevaron a al pináculo del ciclismo mundial. El importe dinerario que se obtenga será aplicado a fines benéficos.

Para ser solidario hay que tomar una firme determinación: aceptar las exigencias del bien común. Es decir, el bien de todos, que consiste serlo con toda la Humanidad y, especialmente, con los más desvalidos.

Clemente Ferrer

[email protected]