• Está buscando el dinero. Además, con la devaluación del bolívar, ahora resulta que Banesco es la décima parte de NCG Banco.
  • Parece como si los bolivarianos de Escotet pretendieran pagar lo comprado con el dinero del propio banco.
  • Menudo negocio habría hecho el FROB.
  • Mientras tanto, Francisco Botas asume el mando de NCG Banco.

NCG Banco ha publicado este martes sus resultados de 2013. Resultados que mejoran sus expectativas: antes de provisiones, obtuvo un beneficio de 871 millones de euros. Después de destinar 1.309 millones a provisiones y saneamientos, el beneficio neto atribuido ha sido de 18 millones de euros, por encima de los 14,8 millones previstos inicialmente.

Pero mientras NCG Banco presume de números, Banesco sigue buscando el dinero para pagar los primeros 403 millones de euros de los 1.003 que se comprometió a desembolsar en la puja por la entidad. Tan increíble como cierto. El presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet (en la imagen), no ha pagado ni un euro desde que en diciembre de 2013 el FROB le adjudicara la entidad nacionalizada.

Y el tiempo -mejor dicho, la devaluación del bolívar- está agravando la situación. Ahora resulta que Banesco es la décima parte de NCG Banco. Pero esto no parece preocupar demasiado a Escotet y compañía. Es como si los nuevos propietarios de la entidad pretendieran pagar lo comprado con el dinero del propio banco. Eso sí que sería un gran negocio para el FROB que destinó 9.000 millones de euros para el saneamiento de Novagalicia. Desde luego, los pasos dados hasta ahora van directos en esa dirección. Y nadie parece que les vaya a poner freno.

Mientras tanto, Escotet ha nombrado a Francisco Botas director general corporativo de NCG Banco. Hasta este lunes, Botas -yerno de Francisco Javier Etcheverría- era consejero delegado de Banco Etcheverría. Todo va encajando. Todo menos el dinero de la compra que, sencillamente, no aparece por ninguna parte.

Pablo Ferrer

[email protected]